Borrar
Maquinaria derribando las construcciones ruionosas del solar. SH
El solar medio siglo en ruinas en Salamanca que da paso a pisos con piscina

El solar medio siglo en ruinas en Salamanca que da paso a pisos con piscina

La excavadora derriba varias construcciones en la calle Jesús Arambarri donde se anuncia una nueva promoción de viviendas

Félix Oliva

Salamanca

Miércoles, 26 de junio 2024, 12:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una construcción ruinosa de mediados del siglo pasado va a dejar su sitio a una promoción de viviendas en una de las avenida de salida de la ciudad hacia el norte, Jesús Arambarri. El primer paso se ha dado con el derribo de construcciones en una parcela de esta calle incluyendo un antiguo edificio.

Las obras han empezado en los últimos días y la promotora de las nuevas viviendas ya anuncia su comercialización. Van a ocupar un solar en el número 2 de Jesús Arambarri, en un entorno donde hay varias parcelas edificables sin construir.

Se encuentra junto a un edificio protegido, la antigua sede de la fábrica Durex, fechada en 1960 y que figura en el catálogo de construcciones relevantes del municipio con protección estructural, la más alta. Ocupa algo más de 1.100 metros construídos sobre una parcela de 2.000 m2.

Obra del arquitecto Fernando Ramón Moliner, es una de las sedes de la empresa de raíces salmantinas. Encuadrada en el expreionismo estructural según su ficha, es un ejemplo poco frecuente de aquitectura de tipo industrial en la capital.

Imagen principal - El solar medio siglo en ruinas en Salamanca que da paso a pisos con piscina
Imagen secundaria 1 - El solar medio siglo en ruinas en Salamanca que da paso a pisos con piscina
Imagen secundaria 2 - El solar medio siglo en ruinas en Salamanca que da paso a pisos con piscina

No ocurre lo mismo con los inmuebles cercanos en la sede. Todo lo que hay es suelo, calificado como urbano consolidado en algunos casos. La parcela que da a la avenida tenía una tapia exterior que ha sido demolida sobre una parcela de 500 m2 y que estaba calificada como construcción ruinosa. Al fondo, existía una edificación en otro solar de unos 800 m2, que también ha sido derribado. Y en el lado de la calle Vigo sobrevive todavía un edificio residencial de 1950, ruinoso y sin uso desde hace años.

En su lugar, una excavadora ha procedido a demoler la tapia y una de las construcciones. Se ha vallado todo el perímetro que ocupa la nueva urbanización. Y las vallas presentan ya el aspecto de la promoción de 31 viviendas que se va a levantar en el lugar, con zonas verdes y piscina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios