Borrar
La cantante salmantina, en un casting del programa. SH
Susi, la salmantina que está muy cerca de entrar en Operación Triunfo

Susi, la salmantina que está muy cerca de entrar en Operación Triunfo

En octubre, la cantante realizará en casting final en Barcelona que le dará el pase directo a la Academia y a cumplir su sueño en el mundo de la música

Nerea Fernández

Salamanca

Sábado, 23 de septiembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Muchos meses de espera y muchos nervios que se aliviaron, en parte, con una llamada de teléfono. En el día de ayer, 22 de septiembre, Susi recibía la gran noticia de continuar en el proceso de selección para entrar en la Academia de Operación Triunfo. La salmantina, actualmente estudia el grado de Historia del Arte en la Universidad de Salamanca, pero tiene claro su sueño, «yo lo que quiero es cantar y entrar en el programa es como un regalo». Con una ilusión, el apoyo de su familia y el talento que ya ha mostrado más de una vez en la capital charra, Susi da un paso más. En octubre comienza la fase final en Barcelona, allí demostrará lo que vale y que su voz merece estar dentro del talent.

Ninguno de los castings para el programa de Operación Triunfo estaba previsto en Salamanca por lo que un golpe de suerte o una bonita casualidad hizo que las vacaciones de Susi coincidieran con el casting de Barcelona. Se trasladó desde Girona, donde pasaba unos días con sus padres y ahí empezó su sueño. La selección de los concursantes comienza con dos fases, en la primera debía elegir bastantes porque «cantabas trocitos y Noemí te iba diciendo canta otra canta otra, entonces tuve que cantar como cinco». Finalmente, un minuto y 39 segundos fueron suficientes para que Noemí Galera se quitara los cascos, se levantara y le colocara la pegatina con el número 1010 a Susi.

La segunda fase es mucho más complicada, eliges canciones que cantas mucho más tiempo y la decisión de la salmantina fue clara, «yo quería cantar algo de Sabina». A ritmo de 'Somewhere Over The Rainbow' y 'Cristales de Bohemia' de Sabina, Susi conquistó al jurado. La primera canción la eligió entre la lista que compuso el programa para el casting y confiesa, «escogí esa porque a mí me gustan mucho los musicales, es un género que reúne mis dos pasiones, las películas y la música». La cantante reconoce que desde pequeña ha visto muchos musicales y pensó que tenía sentido representar esa parte de ella cantando una canción de un musical, «me gustó mucho como quedó, la verdad». Por otro lado, reconoce que Sabina siempre se ha escuchado mucho en casa porque a su familia le gusta un montón, «esa es mi canción favorita de él y me pareció algo muy íntimo, porque yo siempre suelo cantar canciones de cantautor y me pareció perfecta».

Un sueño cada vez más cerca

Susi escribe sus propias canciones, toca la guitarra y el ukelele y ha hecho algún que otro bolo en Salamanca. A un paso de entrar en la Academia, explica como es esa última fase a la que se enfrenta, «de todas las personas que han pasado a la fase dos que eran sobre unos 150, llaman a unos 85 y la fase final consiste en tres días en Barcelona y cada día hay una prueba, el primer día se quedan con 50, el segundo con 30 y el tercero con 18 y esos van a la gala cero del programa».

La salmantina confiesa que es muy impaciente y que no ha llevado nada bien la espera, «era un suplicio, me pasaba el día pensando en cuando me llamarían y me ponía muy nerviosa». En el día de ayer, 22 de septiembre, sonó su teléfono con la gran noticia; su hermana que se encontraba junto a ella fue la primera en emocionarse y darle la enhorabuena y de seguido se lo contó a sus padres, «mi familia me ha estado apoyando mucho, mi madre está muy comprometida, casi más nerviosa que yo». En su casa no hay nadie que se haya dedicado a la música, pero considera que siempre ha habido un ambiente de mucha sensibilidad hacia en arte», continúa, «mis padres han creado un espacio muy seguro para que pueda desarrollarme en ese sentido».

Finalmente, Susi afronta este último salto a la Academia con un poco de miedo, nervios y muchas ganas, «lo veo como una oportunidad para aprender y ya veré cómo lo gestiono luego, yo creo que lo llevaría bien porque sería como un sueño y un regalo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios