Borrar
La 'Thor hija', de Blanco&Negro Café y Tapas; en el círculo Fran, el dueño del establecimiento. José Manuel García

La torrija «especial» que presenta al concurso de Salamanca el ganador de la anterior edición

Fran, del Blanco&Negro Café y Tapas, ha preparado una elaboración para la Ruta-Concurso de Torrijas de Salamanca que podría quedarse todo el año si se alza con el premio

Laura Linacero

Salamanca

Jueves, 28 de marzo 2024, 16:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hay quien espera la llegada de la Semana Santa por las vacaciones, otros por las procesiones y muchos por su postre más típico: la torrija. El pasado año, la Ruta-Concurso de Torrijas la ganó Blanco&Negro Café y Tapas en la modalidad de torrija tradicional y torrija sin gluten, y en esta ocasión, vuelve decidido a por el oro. Fran, el dueño del establecimiento, depende de una lluvia de ideas que trata de plasmar en el resultado final y, en esta ocasión, parece haber acertado en vista de las opiniones de sus clientes. «Todo el mundo dice que está muy rica, ya he vendido unas 140 torrijas», apunta.

Y es que aunque a priori no se asemeja demasiado a la imagen generalizada de una torrija, el sabor es inconfundible. «Este año he cambiado un poco el formato porque ya hicimos el año pasado la más tradicional», comenta. Un aire renovado pero con la misma esencia. «En esta ocasión la torrija es en pan brioche, la he caramelizado, la he empapado en infusión de leche, ralladura de limón, naraja, canela, -como es tradicional-, la he puesto unas lagrimitas de miel, helado de vainilla y un poquito de canela por encima con una monodosis de leche de la propia fusión que eso le da un toque más esponjoso a la torrija», explica.

Lo cierto es que en este concurso «no hay reglas» y cada uno puede presentar la elaboración con las técnicas que prefiera. Sin embargo, en esta ocasión, más allá de la modalidad utilizada está el significado que hay detrás de 'Thor hija'. «Hace siete meses tuve una niña y me salió la idea de ese nombre: Thor hija y la hija de Thor», explica con una sonrisa en la boca. Ya sólo ese detalle hace de esta torrija una de las más especiales y avisa, si se lleva trofeo, se queda en la carta todo el año. «Después de ganar la pasada edición, mucha gente me pregunta durante todo el año que si la tengo y he dicho que si gano, la dejo», asegura.

Sobre la categoría Torrija Innovadora

«Tengo en la cabeza un formato muy distinto al tradicional»

Una promesa tentadora para los amantes de este postre tan típico de la Semana Santa aunque él mismo reconoce que «llevarse el oro otra vez es complicado». El concurso se llevará a cabo una vez finalizada la ruta, el próximo 3 de abril, y los establecimientos participantes podrán presentar sus creaciones en la categoría Torrija Tradicional o en la de Torrija Innovadora, una de las novedades de este año. Para esta modalidad, también tiene en mente una creación singular. «Tengo en la cabeza un formato muy distinto al tradicional, pero que conserve esa esencia», asegura. No daremos muchas pistas puesto que aún no es una realidad y depende del trajín del día a día para sacar un rato y ponder su mente y sus manos a volar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios