Borrar
El Mariquelo, tras su ascenso a la Catedral de Salamanca. SALAMANCAHOY
El Mariquelo: historia del Mariquelo

La tradición centenaria del Mariquelo en Salamanca

El Cabildo de la catedral estableció que alguien subiera todos los años a la torre en agradecimiento a Dios porque el terremoto de Lisboa de 1755 apenas causó daños en el edificio ni víctimas mortales en la ciudad

j.g

Miércoles, 26 de octubre 2022, 18:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Mariquelo sube el 31 de octubre de cada año a la torre de la Catedral Nueva de Salamanca para dar gracias a Dios y pedir por los que más lo necesitan en acto que congrega a toda la ciudad salmantina a los pies del histórico edificio. El Mariquelo era originariamente miembro de una familia, los Mariquelos, que debía subir cada año a la torre de la Catedral Nueva de Salamanca, en agradecimiento a Dios porque el terremoto de Lisboa de 1755 apenas había dañado la construcción y no ocasionó víctimas mortales en la ciudad. Así, una persona debía subir cada año a repicar las campanas en agradecimiento a Dios y, además, comprobar el grado de inclinación de la torre. El Cabildo de la Catedral de Salamanca dictaminó que todos los días 31 de octubre alguien ascendiera a la torre para tocar las campanas y dar gracias por los escasos daños causados. Fueron los Mariquelos, como se conocía a la familia que vivía en el interior de la Catedral, los que fueron subiendo año tras año a lo alto del edificio (110 metros hasta la veleta, aunque en los últimos años ya no se asciende hasta allí).

Esta tradición se ha mantenido de forma ininterrumpida desde 1755 hasta hoy, exceptuando 8 años entre 1977 y 1984. Fabián Mesonero fue el último miembro de la familia que ascendió a la torre hasta que el folclorista Angel Rufino (actual Mariquelo) retomó la tradición.

En los últimos años de la subida de Ángel Rufino, el Mariquelo, sube a la catedral la víspera de los santos, se asoma al balcón para dar un mensaje a todos los charros, los últimos años en favor de diferentes causas benéficas.

El día de la subida es el 31 de octubre, conmemorando la fecha del 31 de octubre de 1755 en la que tuvo lugar el terremoto en Portugal. Los habitantes de la ciudad charra acudieron a la Catedral Vieja y a la Nueva a refugiarse, edificio que había sido terminado en 1733.

Arriba, el Mariquelo a su llegada a la Catedral; abajo a la izquierda, durante el ascenso; y a la derecha, ya en lo alto de la torre, junto a la veleta. SALAMANCAHOY
Imagen principal - Arriba, el Mariquelo a su llegada a la Catedral; abajo a la izquierda, durante el ascenso; y a la derecha, ya en lo alto de la torre, junto a la veleta.
Imagen secundaria 1 - Arriba, el Mariquelo a su llegada a la Catedral; abajo a la izquierda, durante el ascenso; y a la derecha, ya en lo alto de la torre, junto a la veleta.
Imagen secundaria 2 - Arriba, el Mariquelo a su llegada a la Catedral; abajo a la izquierda, durante el ascenso; y a la derecha, ya en lo alto de la torre, junto a la veleta.

En aquel terremoto que se registró en las costas del Cabo de San Vicente (Portugal) -un epicentro a menos de 300 km de Lisboa-, con una magnitud cercana en la escala de Richter sobre los 9 puntos, se provocó una tsunami que afectó a Europa Occidental y el Norte de África. El terremoto, registrado a partir de las 9:30 de la mañana, tuvo una duración de entre tres y seis minutos, y se calcula que provocó la muerte de cerca de 100.000 personas (unas 90.000 en Lisboa y 10.000 en África) y la destrucción de gran parte de Lisboa, con grietas que llegaron a alcanzar los cinco metros en la ciudad lusa.

Los daños en Salamanca

Aunque el terremoto no causó daños personales en Salamanca, sí que los hubo materiales. Así, en la Catedral Nueva tuvo que desmantelarse la cúpula del cimborrio para montarse después (1765), también hubo daños en el claustro de la Catedral Vieja o en la propia torre, que se protegió con el levantamiento de un talud corrector visible aún a día de hoy. a torre de campanas de la Catedral de Ciudad Rodrigo tuvo que ser demolida y reconstruida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios