Restos de una helada nocturna pasada a primera hora de la mañana en Salamanca capital y alrededores. / ÁLEX LÓPEZ

La AEMET prolonga el aviso amarillo por temperaturas muy bajas en Salamanca

Una jornada más, varios lugares de la provincia estarán bajo alto riesgo de frío

N.M.

Salamanca sigue inmersa en su semana gélida, con temperaturas muy bajas que serán difíciles de superar en lo que queda del año (y eso que acaba de empezar). Para la jornada de este lunes 23 de enero, la Agencia Estatal de Metereología (AEMET) activó el aviso amarillo por frío en varios puntos de la provincia, algo que se mantendrá en el día de hoy.

El Sistema Central de Salamanca estará bajo el riesgo de temperaturas muy bajas, que llegarán de nuevo a los -6ºC, hasta pasadas las 10 de la mañana (algunos puntos como La Covatilla han llegado a estar a -8.4ºC). Un tiempo gélido que no será tan extremo en otros lugares del territorio salmantino pero que, de igual forma, no evitará que la sensación térmica sea de mucho frío. La capital y Ciudad Rodrigo no superarán los 5ºC de máxima, mientras que Béjar tendrá aún unos valores más bajos, solo alcanzando los 3ºC de máxima. Respecto a las mínimas, serán parejas en las tres urbes con los mercurios cayendo a los -2ºC.

La predicción de la AEMET para este martes 24 de enero es de un día con intervalos nubosos, sin descartar nevadas débiles dispersas y ocasionales en el este de la provincia. Bancos de niebla en zonas de montaña. Las temperaturas mínimas irán en ascenso o sin cambios y las máximas en ligero descenso, con heladas generalizadas. Vientos del nordeste o norte, localmente con rachas fuertes.