Borrar
Varios bares disponibles para reabrir en Salamanca. SH
Las ayudas para poner bar en los pueblos de Salamanca: abierto mínimo dos días a la semana

Las ayudas para poner bar en los pueblos de Salamanca: abierto mínimo dos días a la semana

La Diputación ultima las bases para conceder subvenciones de hasta 35.000 euros, pero exige una serie de requisitos para recuperar estos «puntos de encuentro» en hasta 80 municipios

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 19 de marzo 2024, 12:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La apertura de bares en aquellos municipios que no los tienen se ha convertido en una de las actividades con más interés. Casi cada día aparecen anuncios de ayuntamientos que quieren licitar el bar o centro social o sacan a concurso la gestión de la parte de hostelería ligada a las piscinas. Las ofertas parten desde los '0' euros y han generado un parque importante de bares pendientes de abrir que, ahora, contarán con una ayuda de hasta 35.000 euros.

La Diputación de Salamanca anunció en su día una línea de ayudas y acaba de dar a conocer los requisitos para conceder subvenciones para acondicionar y reabrir locales. Y muchos ayuntamientos ya estaban pendientes de lo que anunciara porque hay un fuerte interés en presentarse y conseguir apoyo financiero para volver a tener bar en el pueblo, uno de los negocios con más presencia en el programa de relevo generacional.

La Diputación gestionará hasta 600.000 euros a a ayudar a los municipios que no dispongan de establecimiento de hostelería para que puedan abrir uno. Las bases del nuevo plan diseñado por la Diputación especifican que los ayuntamientos recibirán una subvención máxima de 35.000 euros y hasta el 90% del total del presupuesto que presenten para el acondicionamiento de un local de titularidad municipal que puedan destinar a este fin. Una parte de esta cantidad podrá dedicarse a la adquisición de mobiliario o maquinaria para prestar el servicio, hasta un máximo de 5.000 euros.

Se trata de un programa que contará con un presupuesto inicial de 300.000 euros y que, en función de la demanda, podrá ampliarse, en principio, hasta esos 600.000 euros para cubrir todas las solicitudes que cumplan con los requisitos. «Tenemos la intención de que nadie que lo desee se quede sin una subvención directa para el bar», ha afirmado Javier Iglesias, presidente de la Diputación, matizando que según las estimaciones de la institución existen «entre 50 u 80» municipios sin establecimiento de hostelería alguno.

«Tenemos la intención de que nadie que lo desee se quede sin una subvención directa para el bar»

Javier Iglesias

presidente de la Diputación de Salamanca

Podrán acceder de forma prioritaria a estas subvenciones los ayuntamientos y entidades locales menores que no dispongan de ningún establecimiento de hostelería en activo, por tratarse de un lugar de encuentro y que fomenta la socialización entre los vecinos. También y si el crédito disponible lo permite, lo podrán solicitar los ayuntamientos para adecuar un establecimiento municipal que ya esté operativo como servicio de bar.

Requisitos obligatorios

Entre los requisitos para solicitar la ayuda se establece un compromiso de apertura durante todo el año de al menos dos días a la semana y un periodo de actividad de al menos tres años.

Podrán solicitar estas ayudas los ayuntamientos que quieran abrir un establecimiento de hostelería a lo largo del año 2024 en un local de titularidad municipal y la gestión del mismo podrá ser «directa o indirecta», según matiza la Diputacíon, y en este último caso, la adjudicación del mismo debe hacerse a través de un sistema que garantice la concurrencia competitiva, es decir, un concurso o licitación abierta, la fórmula más habitual.

«El cierre del bar es un problemón para los pueblos más pequeños. Y, desde aquí, estamos haciendo una política con alma, que no es frívola, sino que tiene que ver con las personas. Si no hay bar, el pueblo se muere, así que esta medida que va a la parte medular de la despoblación. Es el antídoto contra la soledad no deseada. Son los propios alcaldes lo que me han dicho una y otra vez que el cierre del bar es el principio del fin de un municipio», concluyó el presidente de la Diputación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios