Borrar
Tractorada en Salamanca, febrero de 2024 Álex López
Cuatro décadas, un 'par' de tractoradas y un asalto a la Junta: los saneamientos «igual o peor» que antes
Ganadería en Salamanca

Cuatro décadas, un 'par' de tractoradas y un asalto a la Junta: los saneamientos «igual o peor» que antes

Ganaderos salmantinos hablan de su situación actual. En primera persona, una explotación cerrada por un caso de tuberculosis

Viernes, 24 de mayo 2024, 08:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Hace más de tres meses las tractoradas se contaban por días en Salamanca. Las reivindicaciones del campo, que incluían tanto a agricultores como a ganaderos llenaban calles, avenidas y medios de comunicación, forzando literalmente la máquina por su situación límite en toda la provincia: corte de carreteras, colapso de la capital y hogueras en plena autovía. El ruido de las bocinas parece llegar a nuestros oídos en la lectura de estas palabras.

Incluso se puede echar la vista un poco más atrás. Hace casi un año los ganaderos asaltaban la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca. Dos personas resultaron heridas -un manifestante y un policía- tras una auténtica batalla campal en la que huevos, 'cachabas' y demás instrumentos ganaderos sobresalían entre los allí presentes. El hartazgo hizo que la locura se adueñara de la ganadería charra, que buscaba soluciones al incremento de la prevalencia de la enfermedad. Golpes, palos y la presencia de los antidisturbios sembró el caos.

Tractorada por las calles de Salamanca.
Tractorada por las calles de Salamanca. Álex López

Meses después después, la situación, según dicen, sigue «igual o peor».

Un viaje por la provincia charra

Nos desplazamos a unos 70 kilómetros, hasta la comarca de Vitigudino, donde varios ganaderos analizan el antes y el después. Desde la Fuente de San Esteban contaban a este medio de comunicación ese pasado 7 de febrero su «necesidad» de cortar la autovía, «aprovechando» el tirón de los agricultores, porque «el campo va todo a uno». «El campo se ha levantado porque es inaguantable, los costes de producción suben y los precios bajan», se llegaba a declarar, haciendo hincapié en los saneamientos. Los ganaderos se mostraban contrarios al Plan de Erradicación de la Tuberculosis, que tenía intención de aumentar las pruebas y llegaron a impedir a los veterinarios acceder a sus explotaciones como medida de protesta.

Dos ganaderos charros hablan de su situación actual y reconocer que apenas se ha mejorado. «Me llamaron el pasado lunes para sanear hoy (20 de mayo) y no tenía nada preparado, dije que me venía mal, que ahora había mucha hierba y se manejan muy mal. Me han vuelto a llamar para el próximo martes y no queda otra... Si no saneas cuando ellos dicen te bloquean y pueden tomar represalias», relata el primer preguntado, quien no quiere aportar su nombre y apellidos por miedo a posibles consecuencias.

Su solución, como la de otros tantos, es que la administración permita al veterinario que realiza el seguimiento rutinario de la explotación, efectuar los saneamientos «y no una empresa cuyo fin es seguir lucrándose matando animales sanos». «El saneamiento es un negocio puro y duro», finaliza.

El acuerdo entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y UPA y Unión de Uniones

A lo largo de los 43 puntos del documento, dividido en siete bloques, dedicando el primero a la simplificación y flexibilización de ciertos aspectos de la PAC, se observa un apartado dedicado al saneamiento en específico. Y si el acuerdo no fue correspondido por Asaja y COAG, el plan de erradicación de la tuberculosis bovina o la lucha contra la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica fue motivo de descontento generalizado.

En este sentido, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se comprometía en los puntos 41 y 42 a aportar la financiación de los gastos destinados a las campañas de Plan de Actuación sobre Tuberculosis, que no puedan ser cubiertos por los fondos comunitarios destinados a la sanidad animal.

Igualmente, el MAPA participará en la financiación de los gastos veterinarios que se deriven de la lucha contra las enfermedades animales emergentes como la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica. En ese acuerdo se recoge, además, el compromiso ministerial de convocar un foro temático sobre ganadería extensiva para analizar los principales problemas y desafíos que afectan a este sector, tanto desde el punto de vista sanitario como económico, con el objeto de que las conclusiones puedan permitir al MAPA reorientar la legislación aplicable y proponer medidas. Ese foro ya está fijado y se desarrollará mañana y pasado en Toledo.

Pocos cambios a simple vista.

Una experiencia en primer persona

«El saneamiento sigue igual». Así de contundente se ha mostrado Jorge Vicente, ganadero en el municipio de Majuges. «Ahora mismo siguen saliendo vacas tuberculosas y no hay forma de erradicarlo porque estos animales siguen conviviendo con la fauna salvaje», explica.

En su caso concreto, un toro ha resultado ser tuberculoso en abril, cerrándole impediamente la explotación, de manera que no puede vender ni terneros ni toros para otros ganaderos. Lo que sí puede hacer es cebarlos en su propia explotación para después mandarlos a un matadero. El positivo no es un caso de falso positivo, por lo que se procederá a realizar un análisis en sangre a todas las vacas para comprobar cuál es positivo o no. Es un análisis al detalle. Posteriormente, deberá pasar dos saneamientos más.

«Creo que no ha cambiado nada con respecto a la enfermedad, aunque ahora la norma se haya flexibilizado y podamos mover el ganado, siempre y cuando, la explotación entera esté libre de tuberculosis».

De presentar a su ganado en Salamaq 2023... ha paralizar todo su trabajo: «Esta es la dura realidad».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios