Borrar
García Carbayo con algunos de los niños saharauis Álex López

14 niños saharauis pasarán el verano en Salamanca gracias al programa 'Vacaciones en paz'

Esta iniciativa la promueve la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui (Ampusasa) desde 1997

Jueves, 11 de julio 2024, 12:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha recibido esta mañana a los 14 niños saharauis que pasarán el verano en nuestra ciudad y que han sido acogidos por varias familias salmantinas gracias al programa 'Vacaciones en paz', una iniciativa que la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui lleva realizando desde hace más de 25 años y que tiene el fin de hacer que los niños «tengan la mejor vida posible».

«Año tras año se sigue cumpliendo el objetivo y tenemos a las familias con toda la ilusión del mundo, esperando con ansiedad este momento», comenta el alcalde. «Seguro que van a recibir muchísimo amor». Además, según García Carbayo, esta iniciativa una oportunidad para «conocer nuevas culturas» y «dar a conocer esta posibilidad a muchas más familias».

La presidenta de Ampusasa, María Ángeles Jiménez, también ha querido agradecer a las familias «que este proyecto sea posible» porque de otra forma «no podría llevarse a cabo». «Ojalá sea este el último año que vienen porque el Sáhara es libre y los podríamos traer cuando nosotros quisiéramos y cuando ellos pudieran».

De la misma manera, el delegado saharaui en Castilla y León, Abdalahe Hamad, ha querido agradecer a todos los «eslabones» que hacen posible esta colaboración y ha querido recalcar, no solo que los niños estén aquí, también el por qué. «Han sido privados de su tierra y de su libertad desde hace más de cuatro décadas, estar en el exilio es durísimo».

Además, una de las familias de acogida ha definido el momento como «emocionante» y «enriquecedor» y «muy positivo para ellos». Relata que, aunque lo habitual es no tener contacto previo con ellos, en su caso sí que lo hubo porque «el año pasado iba a venir, pero tuvo un problema y la familia para disculparse me pidió el teléfono y hemos tenido contacto». «Enseguida que nos vimos nos fuimos a abrazar, estábamos deseando conocernos».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios