Borrar
Clima

El Tormes alcanza su caudal récord en cuatro años aupado por el embalse de Santa Teresa

Tras abrir compuertas, la presa seguirá enviando agua hasta el fin de semana y alimenta la crecida, que entra en el primer nivel de riesgo y afectará a zonas próximas a las riberas en la capital

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 15 de diciembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La apertura de compuertas en el embalse de Santa Teresa está alimentando la crecida del Tormes en Salamanca, donde el río ha alcanzado niveles de caudal y altura que no se veían hace años. El episodio arrancó el pasado miércoles, 14 de diciembre, por la mañana cuando el embalse empezó a liberar agua y se ha notado en la capital desde la pasada noche y hasta esta mañana. Y todavía puede prolongarse porque el desembalse continuará hasta el fin de semana.

Ahora mismo, el Tormes pasa por Salamanca con más de 165 m3 por segundo de caudal, lo que ha elevado su nivel por encima de los 2,50 metros. Son datos muy por encima de lo que era el río hace solo unos días, algo que ha cambiado por las fuertes lluvias. El pasado día 5 de diciembre llevaba 11 metros cúbicos por segundo y su nivel era de 1,34 metros.

Durante la noche del jueves, el caudal alcanzó su pico de este episodio, superando los 210 m3/segundo y 2,74 metros de nivel

El día 12 ya multiplicaba por tres caudal y nivel y el segundo empujón se lo ha dado el desembalse en Santa Teresa, que ha impulsado los registros del Tormes a su paso por Salamanca a cifras que no se veían desde hace más de cuatro años, en marzo de 2018, cuando se alcanzaron los 275 m3/segundo en la capital. Durante la noche del jueves, el caudal alcanzó su pico de este episodio, superando los 210 m3/segundo y 2,74 metros de nivel.

La presa decidió abrir compuertas este miércoles por la mañana cuando se encontraba ya al 80% de su capacidad y cerca de su nivel límite de resguardo, el máximo que por seguridad puede albergar. Su capacidad total es de 496 hm3 y tenía más de 390, con lo que el volumen de agua en reserva sigue muy cerca del máximo permisible.

Lo que se hizo fue empezar a soltar agua, a razón de unos 150 m3 por segundo, con picos de cerca de 180 según los datos del sistema automático SAIHDuero, pero su nivel y reservas siguen altos.

El embalse de Santa Teresa está en su máximo anual y ha abierto compuertas para bajar nivel

Ahora alberga 398 hm3, su máximo anual, porque sigue entrando agua. El objetivo es equilibrar entradas y salidas y bajar unos centímetros el nivel, con lo que las compuertas seguirán abiertas y soltando agua al menos hasta el fin de semana.

Mientras se consigue, el embalse sigue soltando reservas que fluyen aguas abajo hacia Alba de Tormes o Salamanca, donde su nivel se ha elevado inundando riberas. La previsión es que se tarde unos días en estabilizar la situación y que se pueda dejar de soltar agua, pero mientras tanto el caudal va a llegar alto.

Zonas de riesgo

Las citadas son las franjas más expuestas a las crecidas como contempla el mapa de riesgo de inundaciones elaborado por la CHD. Según el organismo de cuenca, hasta 5.335 personas que viven en Salamanca se verían afectados por una gran crecida en el escenario más improbable, el de una subida de caudal excepcional posible cada 500 años.

En un escenario de media probabilidad, posible cada 100 años, hasta 2.006 personas se verían afectadas. Y el escenario más probable, el posible cada diez años, es el menos peligroso.

Según los cálculos de la CHD, en una crecida similar a la que estamos viviendo se verían afectados 87 habitantes de viviendas próximas al río. En este momento, el nivel ha anegado zonas del Puente Romano y se acerca a las proximidades de algunos chiringuitos en La Aldehuela, pero sin llegar a dañar negocios, actividades ni viviendas.

En los escenarios menos probables, el Tormes sería capaz de inundar toda La Aldehuela, zonas de chalets como la Fontana, terrenos del Rodríguez Fabrés o el Irnasa junto al puente, toda la zona deportiva y de paseos del Puente Romano, Salas Bajas, los terrenos que ocupan ahora los huertos urbanos, el parque de Maquinaria y parte de Tejares.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios