Borrar
El radar de tramo de la carretera de Vitigudino. JM García
Tráfico asigna un nuevo radar a Salamanca para una carretera de alta velocidad

Tráfico asigna un nuevo radar a Salamanca para una carretera de alta velocidad

La DGT estudia todavía las opciones para su radar número 40, pero apuesta por los radares de tramo y por las vías donde el tráfico es alto y se registra elevada siniestralidad

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 15 de abril 2024, 20:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las carreteras estrenarán a lo largo de este año 88 nuevos radares de velocidad, una de las políticas más firmes de la DGT de los últimos años, santo y seña de su director general. Cuestionados siempre por su supuesta función recaudatoria, se han ido extendiendo por todo el mapa vial y Salamanca no va a ser ajena al incremento de su número y tiene confirmado uno nuevo, el décimo permanente de la provincia y el cuadragésimo de Tráfico en las carreteras.

Según ha especificado la Jefatura Provincial de Tráfico, dentro de ese plan de instalación de cinemómetros fijos,existe una ubicación en esta provincia que, por sus antecedentes de siniestralidad, movilidad y excesos de velocidad, fue seleccionada para albergar un control fijo de velocidad. Será en una carretera convencional y, con alta probabilidad, del tipo más eficaz y que más multa.

Sin embargo, todavía no está definido al 100% de qué tipo será y dónde se ubicará, aunque es más que probable que sea de una de las tipologías más eficaces y favorita de la DGT, los radares de tramo. Y también hay carreteras en la provincia firmes candidatas por la intensidad de circulación. Sin embargo, continua en estudio, por parte de la Dirección general de Tráfico, la viabilidad física y técnica de su emplazamiento ya que hay que conseguir que tecnológicamente pueda ser instalado.

De momento, sí hay algunas cosas claras. La primera es que será fijo. Además, según datos de la delegación del Gobierno, a lo largo de este año en Castilla y León se instalarán siete nuevos radares y el 86% de ellos serán de tramo. Así que es más que probable que sea de este tipo, por los que ha apostado Tráfico en los últimos años y también la capital, que ha instalado dos: dónde están y cómo funcionan.

Se trata de radares que obligan a cumplir con una velocidad media, no vale frenar al verlos porque multan por el recorrido de un tramo largo de carretera. De este tipo es el radar más efectivo de la provincia, el colocado en la carretera de Vitigudino entre la salida de Doñinos de Salamanca y la llegada a Golpejas.

Este último acapara el 75% de las sanciones de los radares fijos en la provincia de Salamanca del pasado año y mantiene el nivel del año anterior, el primero completo de funcionamiento. En total, puso más de 7.000 multas en 2023, más que todos los otros ocho fijos convencionales juntos. Además, tiene otros 30 de carácter móvil.

En carreteras convencionales

Según explica la delegación del Gobierno, los ocho nuevos radares serán fijos y todos se colocarán en carreteras convencionales, en las que tienen lugar el 80% de los siniestros mortales. Esto descarta que se instale alguno más en autovías, donde suele optarse por las cabinas tradicionales.

De este tipo son la mayoría de los que hay en Salamanca y también los más multones, como el de la bajada hacia la rotonda de Buenos Aires, una circunvalación que no se puede considerar carreteras convencional, ya que no es de doble sentido.

La carretera de la Sierra o la de Ledesma dan el perfil de tráfico y siniestralidad para recibir el nuevo radar permanente

Dentro de los carreteras convencionales de la provincia, hay una que concentra una parte importante del tráfico y en la que se han tomado medidas: la carretera de la Sierra. La salida hacia Vecinos lleva por dos vertientes hacia Linares de Riofrío y La Alberca, es totalmente de doble sentido y la circulación es intensa por épocas, especialmente los fines de semana.

En esta carretera ya se toman algunas medidas, como la vigilancia o la presencia de radares móviles. También cuenta con señalización en algunos tramos de especial incidencia de accidentes de motoristas en un tramo de la SA-220.

Otras candidatas podrían ser la carretera de Ledesma, que une Salamanca con Villamayor y la comarca ledesmina, conectándola con la provincia de Zamora. La N-501, la N-630 y la circunvalación SA-20 ya cuentan con radares fijos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios