Borrar
Ricardo Rivero, con miembros de su equipo, tras anunciar su dimisión. ICAL
Elecciones para elegir al nuevo rector de la USAL: tiempos, precedentes y opciones

Elecciones para elegir al nuevo rector de la USAL: tiempos, precedentes y opciones

Si se acelera el proceso como propuso Rivero, será complicado que, salvo Corchado, algún otro candidato tenga tiempo para organizar una candidatura con apoyos suficientes

Isidro Serrano

Salamanca

Sábado, 9 de marzo 2024, 12:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La dimisión del rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, este pasado jueves, 7 de febrero, ha pillado con el pie cambiado a buena parte de la comunidad universitaria y también a bastantes responsables del entramado institucional salmantino y castellano y leonés.

Debe abrirse ahora un proceso electoral, sobre cuyos plazos se están generando más incertidumbres que certezas y que nadie acaba de explicar con claridad, pese a que las fechas son fundamentales para que la nómina de candidatos al rectorado de la Universidad de Salamanca sea o más amplia, o casi mínima, es decir, con un solo candidato.

Noticia relacionada

Este jueves, al explicar ante los medios su decisión de dimitir del cargo de rector, Ricardo Rivero señaló que, aunque existen unos plazos legales, iba a pedir a la vicerrectora María José Rodríguez Conde que convocase cuanto antes el proceso electoral. «Las elecciones se pueden convocar ya, bueno se pueden administrar los tiempos y hay unos procesos..., pero el periodo de transición puede ser muy breve, de manera de antes de entrar en exámenes, la Universidad de Salamanca pueda tener un nuevo gobierno y un nuevo rectorado inicie la preparación del nuevo curso», aseguró.

Esas palabras han hecho pensar que los trámites para convocar las elecciones no pueden alargarse más de un mes, y eso es cierto, pero si se quiere que antes de la época de exámenes (finales de mayo, comienzos de junio) la Universidad tenga un nuevo equipo rectoral, la fecha de celebración de las votaciones que aparezca en la convocatoria no se podría extender tampoco mucho más tiempo. Sin embargo, también es cierto que Rodríguez Conde puede mantenerse en el cargo durante 6 meses sin que se celebren elecciones, así que la fecha podría extenderse hasta primeros de agosto, aunque no tendría mucho sentido porque no hay actividad en la Universidad, pero sí hasta junio, dentro de más de tres meses, para dar tiempo a que se preparen y presenten más candidaturas.

El precedente

En el último precedente similar las cosas fueron bien distintas. El último episodio en el que la Universidad de Salamanca vivió la dimisión de un rector no está tan lejano. Fue en julio de 2009, la noche del día 17. José Ramón Alonso presentaba su dimisión por motivos personales y asumía el cargo de rector de forma interina el vicerrector José Jesús Gómez Asencio. Alonso había tomado posesión de su cargo el 1 de marzo de 2007. Así que estuvo en el mismo dos años y poco más de cuatro meses. Rivero gano sus segundas elecciones el 30 de noviembre de 2021 y tomo posesión a mediados de enero de 2022, así que el tiempo que ha estado en el cargo en este segundo mandato, podría decirse que es similar.

En aquella ocasión, Gómez Asencio asumió a mediados de julio de 2009 de forma interina el rectorado, y agotó el plazo de un mes para convocar las elecciones, pero las votaciones para elegir al nuevo rectorado no se celebraron hasta finales de noviembre. Además, él mismo se presentó cómo candidato, con Daniel Hernández Ruipérez y Ángel Olavarri como rivales, resultado ganador en segunda vuelta Hernández Ruipérez, que superó al propio Gómez Asencio. Eso sucedía el dos de diciembre de 2009 y el nuevo rectorado fue nombrado el 18 de diciembre. Es decir, desde que dimitió el rector Alonso, hasta que tomó posesión el rector Hernández Ruipérez, pasaron exactamente cinco meses, mucho más tiempo del que se plantea ahora.

Cuatro años después, Hernández Ruipérez volvió a presentarse, esta vez como único candidato y repitió en el rectorado. Ya en 2017, el número de candidatos creció considerablemente, hasta cuatro: María Ángeles Serrano, Ricardo Rivero, Juan Manuel Corchado y Francisco Giner Abati. Fue necesaria una segunda vuelta entre Corchado y Rivero, que finalmente fue el rector. Por último, en 2021, Rivero repitió candidatura y triunfo ante Mariano Esteban de Vega, ya que Juan Manuel Corchado no presentó finalmente su candidatura. Pese a ello, varios de los nombres que se vinculaban a aquella candidatura no presentada aparecieron luego en el equipo rectoral de Rivero, algo que en la comunidad universitaria salmantina se entendió como el preludio de algún tipo de pacto. Un posible acuerdo, que tras la repentina dimisión de Rivero y el inmediato anuncio de la candidatura de Corchado, ha tomado ahora mas fuerza.

Poco se sabe de otras posibles candidaturas, salvo que la catedrática del Departamento de Física Aplicada Susana Pérez, que fue vicerrectora de Investigación durante el primer mandado de Rivero, decida finalmente presentarse. Pero lo cierto es que si se cumple el deseo expresado por Ricardo Rivero y antes de los exámenes tiene que haber un equipo rectoral, va a ser difícil que salvo Corchado, algún candidato o candidata más tenga tiempo suficiente en tan pocas semanas para organizar una candidatura, buscar apoyos y escuchar a toda la comunidad universitaria para elaborar un programa.

Mientras, Corchado ya ha comenzado a recoger apoyos e ideas, tiene experiencia a la hora de conformar este tipo de equipos -ya se presentó una vez al rectorado- y además, ha sido el profesor más votado para representar al Claustro en el Consejo de Gobierno de la USAL, mientras que sus afines fueron mayoría en las diferentes comisiones que fueron constituidas. Por lo tanto, parece el candidato con más posibilidades por el un amplio respaldo con el que parece contar.

Otra posibilidad, aunque no parece muy probable, es que la rectora interina, María José Rodríguez Conde, decida presentarse como candidata, como ya hizo Gómez Asencio en 2009, y entonces le interesaría alargar los plazos para la celebración de las elecciones para tener tiempo a la hora de conformar una nueva alternativa al rectorado de la Universidad de Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios