Borrar
Susana Pérez en una imagen de archivo. USAL
Susana Pérez habla de «dudas y opacidad en el proceso electoral» y no será candidata a rectora
Universidad de Salamanca

Susana Pérez habla de «dudas y opacidad en el proceso electoral» y no será candidata a rectora

Duras críticas de la catedrática de Física Aplicada al anunciar al Claustro una decisión que deja prácticamente el camino libre a Juan Manuel Corchado

Isidro Serrano

Salamanca

Martes, 19 de marzo 2024, 13:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Susana Pérez Santos, la catedrática de Física Aplicada de la USAL que había manifestado su interés por presentarse a las elecciones al rectorado de la Universidad de Salamanca, ha comunicado que no se presentará definitivamente a los comicios anunciados para el día 7 de mayo, al tiempo que critica que se hayan convocado las elecciones de una manera «acelerada» y sin tiempo para organizar una candidatura y para que la comunidad universitaria analice y decida sobre su futuro.

Esta decisión podría dejar el camino libre al catedrático del Área de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial Juan Manuel Corchado, que por el momento es el único que ha anunciado oficialmente su candidatura. Y a la vista de los argumentos utilizados por Susana Pérez al comunicar su renuncia a presentarse, parece complicado que algún otro aspirante se anime a montar una candidatura con esta premura de tiempo.

Pérez lo ha anunciado remitiendo una carta a los integrantes del Claustro Universitario de la Universidad de Salamanca en la que asegura que «tras la convocatoria de elecciones por parte del rector en funciones el jueves 14 de marzo, un grupo de claustrales presentamos esa misma tarde un escrito en el Registro General de la USAL dirigido al rector sustituto/en funciones y al presidente de la Junta Electoral en el que solicitábamos que se concediera un plazo razonable entre el momento actual y la fecha de la votación, de forma que se propiciara la óptima participación de toda la comunidad universitaria», sin embargo lamenta que «con fecha 18 de marzo», cuando se anunció la celebración de los comicios el día 7 de mayo «hemos recibido la respuesta negativa a nuestra solicitud«.

La catedrática recuerda que «el nombramiento del Rector Ricardo Rivero fue publicado en BOCYL con fecha de 20 de diciembre de 2021. Eso supone que oficialmente aún le quedaban casi 2 años de mandato», además, añade que «la crisis institucional abierta a raíz de su dimisión se ha agravado considerablemente, primero por la casi simultánea renuncia de dos integrantes de la Junta Electoral, y después por la dimisión de la rectora sustituta, apenas seis días después de asumir el cargo».

Para reforzar sus argumentos respecto a la situación comprometida que vive la Universidad de Salamanca, Pérez insiste en que «es significativo que para la mayor parte de la comunidad universitaria no fuera predecible una renuncia del exrector a sus funciones como la que ha tenido lugar, excepto quizás para aquellos que tuvieran un contacto muy cercano con él. Y en ese contexto se pueden entender los movimientos llevados a cabo por algún precandidato, con actuaciones que parecen formar parte de una planificación preestablecida con bastante antelación a la fecha de renuncia del pasado 7 de marzo», en una clara alusión al supuesto acuerdo entre Rivero y Corchado comentado por parte de la comunidad universitaria, tras presentar el rector dimisionario a varios miembros del equipo de Corchado en su candidatura en 2021.

«Esta crisis institucional sin precedentes se quiere solucionar con una transición fluida y rápida, bajo el pretexto de eliminar la inestabilidad generada por la dimisión del rector Ricardo Rivero y de no paralizar la actividad de nuestra Universidad», prosigue Susana Pérez en su escrito. Pero también matiza que «es preciso recordar que tenemos a la vista múltiples retos tanto en el corto plazo, como es la adaptación a la LOSU, como en el largo plazo. Afrontamos, por tanto, el horizonte de un nuevo equipo que debería gestionar nuestra institución durante los próximos años. Y no creo que se deba abordar este futuro de forma acelerada. Máxime cuando el actual equipo de gobierno puede seguir desempeñando sus funciones durante un periodo transitorio asegurando que la Universidad no se paralice y la mayor parte de los procesos de gestión sigan su curso».

Otro de los argumentos esgrimidos por esta catedrática es su convicción de que la comunidad universitaria debe disponer de un período de reflexión y trabajo sobre cuál quiere que sea su modelo de universidad de los próximos años, y, según ella, esto no se puede hacer con un calendario tan ajustado.

«Desde mi punto de vista, el procedimiento electoral que se ha propuesto (tanto por el rector en funciones como por la Junta Electoral) imposibilita de forma práctica esa reflexión y añade ciertas dudas y opacidad sobre el fin del proceso electoral que se propone», critica duramente Susana Pérez en su escrito, por lo que añade que «después de valorar serenamente todas estas circunstancias os comunico que no tengo intenciones de presentar mi candidatura a rectora de la Universidad de Salamanca».

Para cerrar su carta a los miembros del Claustro de la Universidad de Salamanca, afirma que agradece la multitud de muestras de afecto, apoyo y entusiasmo que «he recibido estos días desde todos los sectores de la comunidad universitaria, y dar las gracias muy especialmente a aquellos que habéis compartido conmigo estas jornadas de forma más cercana. No obstante, quiero resaltar que, entre todos y junto a otras compañeras y compañeros, seguiremos defendiendo los intereses de toda la comunidad universitaria en los órganos colegiados para los que fuimos elegidos, haciendo lo posible para que nuestra querida Institución vaya por el camino que le corresponde como Institución Pública», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios