Borrar
La actuación del VAR en el Bernabéu sitúa al sistema arbitral en el ojo del huracán

La actuación del VAR en el Bernabéu sitúa al sistema arbitral en el ojo del huracán

El videoarbitraje intervino tres veces a favor del Madrid ante el Almería, algo que inflige a los de Chamartín un daño reputacional e indignó a Xavi, incapaz de hablar sobre el 'caso Negreira', que denunció una mano negra

Isaac Asenjo

Madrid

Lunes, 22 de enero 2024, 11:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Parecía que la tarde sería plácida para el Real Madrid ante el colista Almería, que llegaba sin ganar ni un solo encuentro en 20 jornadas, y el partido no solo se transformó en una auténtica montaña rusa sino que el runrún posterior está creciendo como una gran bola de nieve. El videoarbitraje del techado Bernabéu enfadó a todos, madridistas y antimadridistas. A los primeros porque perjudica al prestigio del equipo de Chamartín y le inflige un considerable daño reputacional que se hable o sospeche de alguna ayuda -los conspiranoicos ya tienen lo que querían-, y a los segundos porque por primera vez en esta temporada el VAR intervino en tres ocasiones en un mismo equipo para que el árbitro sobre el césped, Hernández Maeso, terminara modificando su decisión inicial hacia ese mismo club, en este caso el Real Madrid.

«Tanto han atacado desde la tele del Madrid a Hernández Hernández que ahora se ha ablandado. Es un partido para la Leyenda Negra del Madrid, pero para dentro de 30 años. El árbitro de abajo estaba pitando bien, pero el de arriba le ha liado tres veces. No querrá que se metan más con él y le ha liado al árbitro principal», criticó con dureza el periodista Alfredo Relaño en 'Carrusel Deportivo', que ahondó en que Real Madrid TV tiene como una de sus víctimas predilectas al árbitro del Comité de Las Palmas que actuó en el Bernabéu desde el VAR y que ahora le tocará estar en el del Atlético-Sevilla de la Copa del Rey.

En pocos minutos el partido vivió tres situaciones claves de VAR cuando el equipo local caía: un penalti concedido, un gol anulado y un gol concedido. Hay interpretaciones y opiniones para todos los gustos al respecto. «Lo peor del añadido es que ya sabemos que a estas alturas es a puro voleo. Es un pitorreo y todo un asco», afirmó Relaño, indignado sobre los once minutos extra que señaló el colegiado extremeño Hernández Maeso.

Jugadores y técnico de Almería se marcharon indignados por la resolución de las acciones. «Hoy nos han robado. Lo de hoy ha sobrepasado todos los límites, ha sido increíble». Así de tajante fue Gonzalo Melero, jugador del Almería que se expone a una sanción entre cuatro y doce partidos al dudar de la honradez de los colegiados. «Alguien ha decidido que aquí no podemos ganar», dijo al final del partido el defensa Marc Pubil, mientras que el técnico Gaizka Garitano prefirió no manifestarse por temor a ser sancionado.

Tanto Dani Carvajal, autor del tanto de la victoria de los de Carlo Ancelotti en el minuto 99, como el propio entrenador italiano consideraron que el árbitro había tomado las decisiones correctas tras acudir al VAR, que sigue en el punto de mira. Tal es la deriva experimentada con el videoarbitraje que durante el curso se ha asistido en varias ocasiones a errores groseros por los que los aficionados y los profesionales han perdido la fe en una herramienta que llegó para hacer el fútbol más justo. El arbitraje español vive bajo una tormenta continua.

«Ya dije que había cosas que no cuadraban»

Sobre la presión hacia el colectivo arbitral se pronunció hasta Xavi Hernández, que se permitió valorarlo en la rueda de prensa posterior a la victoria de su equipo ante el Betis. «Lo ha visto todo el mundo. Va a ser muy difícil ganar esta Liga. Lo dije en Getafe, que habían cosas que no me cuadraban», expresó el técnico de Terrasa. «Hay cosas que no controlamos, lo ha visto todo el mundo hoy», concluyó el técnico del Barça, donde con el escándalo del 'caso Negreira' nadie es capaz de explicar nada, a pesar de ser una de las grandes manchas que oscurecen el fútbol español.

Cabe recordar que en el conocido como Barçagate, la Agencia Tributaria investiga los pagos por un montante global de 7,6 millones de euros realizados por el Barcelona a José María Enríquez Negreira, excolegiado y vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, entre 2001 y 2018. Una cantidad satisfecha, según los dirigentes y exmandatarios culés, para abonar informes de los trencillas que le correspondían en suerte al club azulgrana y labores de asesoramiento. La investigación surgió por irregularidades en el IVA e IRPF de los ejercicios 2015, 2016, 2017 y 2018 del Barça y tras las curiosas explicaciones de Negreira, quien declaró en Hacienda que el Barça le pagaba para asegurarse arbitrajes «neutrales», que no le perjudicasen en el terreno de juego.

El juez Joaquín Aguirre imputó al Barça y también a Enríquez Negreira y su hijo, Javier, y a los expresidentes azulgranas Josep María Bartomeu y Sandro Rosell, amén de los exdirectivos Óscar Grau y Albert Soler. Más tarde, extendió también la condición de investigado a Joan Laporta, actual presidente del Barça, y los directivos en su primer mandato. Se les acusa de delito continuado de cohecho, corrupción deportiva, administración desleal y falsedad en documento mercantil. Según las pesquisas, el hijo de Negreira, Javier, facturaba al Barça a través de la empresa Tresep, propiedad del exdirectivo culé Josep Contreras Arjona (ya fallecido), que a cambio obtenía una comisión que podía llegar al 50% del importe.

Jugadas discutibles e interpretaciones

De la «mano negra» del egarense pasa Míchel, preparador del líder Girona, que quiso huir de la polémica y manifestó todo lo contrario. «No creo en esas situaciones. Tengo la sensación que competimos en las mismas condiciones que el resto de equipos», expuso tras golear al Sevilla.

Entre los opinadores sobre las polémicas apareció Jaume Roures, fundador de Mediapro, empresa que tiene un contrato con la FEF para el VAR. El empresario, en los micrófonos de la 'Cadena Ser', cree que no se escogieron los 'frames' adecuados para que Hernández Maeso viera con claridad el tanto de Vinicius, probablemente la jugada más controvertida a lo largo del encuentro. ¿Remató con el hombro o con la mano?

«La repetición desde una toma frontal deja claro que lo ha metido con el brazo. No me meto con otras jugadas porque a mí esta ya me parece la clave, las otras ya pueden ser más discutibles, como una falta sobre Bellingham, el brazo en alto...», dijo Roures, que no pudo ser tan claro como dos exárbitros a la hora de explicar las jugadas: Iturralde González y Mateu Lahoz. Para el vasco, en la primera acción -minuto 53- que se revisa por mano de Kaiky hay falta previa de Joselu y el colegiado se equivoca al ir al VAR, ya que su decisión original era la correcta. Misma interpretación que dio el valenciano en los micrófonos de Vamos de Movistar.

En cuanto al gol anulado a Sergio Arribas por falta previa de Lopy a Bellingham, Iturralde considera que «es la que menos polémica genera». «Es falta y amonestación según el CTA, otra cosa es que no nos guste que este tipo de acciones haya que pitarlas», añadió el colegiado vasco, que también coincidió con su colega. «Los jugadores saben que cualquier contacto en el rostro es falta», dijo Mateu Lahoz.

Por último la compleja acción de Vinicius que terminó por cabrear al Almería. El árbitro anuló el tanto del brasileño al considerar que había marcado con el brazo, pero Hernández Hernández le volvió a mandar al monitor al considerar que le daba con la parte del brazo que se entiende como hombro (según el reglamento de IFAB, la parte que del brazo de la axila hacia arriba se considera legal). «Ganar como lo ha hecho del Madrid debería dar vergüenza», recoge la crónica realizada por Juanjo Aguilera en el periódico Ideal. En el caso del tanto del brasileño, Iturralde asegura que «tienes que defender lo que ha dicho el árbitro en directo». «Cuando tienes dudas tiene que prevalecer lo que diga el árbitro de campo, porque el VAR se usa para una duda clara y manifiesta», añadió el excolegiado, que no pudo mojarse al 100% como su colega Mateu Lahoz, para el que «las dos tomas no son suficientes para que el árbitro decida». Hay tomas que parecen considerar que es legal y otras que no. Una jugada al límite.

Vídeo de las tres acciones

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios