Borrar
Sánchez a su llegada a la clausura de las jornadas del grupo socialdemócrata europeo en Madrid EFE

Sánchez se erige en «símbolo» contra la ultraderecha y augura Gobierno «en poco tiempo»

El jefe del Ejecutivo en funciones asegura que el pasado 23 de julio recibió llamadas «conmovedoras» de colegas europeos que celebraron el resultado electoral «como propio»

Jueves, 28 de septiembre 2023, 11:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A Pedro Sánchez le gusta la épica en torno a su figura. Y la cultiva. El presidente del Gobierno en funciones aprovechó este jueves la clausura, en Madrid, de unas jornadas celebradas por el grupo socialdemócrata europeo para dar a los resultados del pasado 23 de julio una envergadura que trasciende las propias fronteras españolas. «La sociedad española lanzó un mensaje de enorme valor simbólico y también de un alcance europeo que creo que no se nos escapa a ninguno -esgrimió- y es que dijeron con su voto, nítidamente, a toda Europa que la ultraderecha no es imparable».

«Aquella noche recibí infinidad de mensajes y también llamadas al móvil -relató a su auditorio-. Pero las más conmovedoras eran sin duda las de compañeros europeos que celebraban el resultado como propio. La Europa progresista, la socialista, desde luego, pero también muchos demócratas que a lo mejor no están con nosotros desde el punto de vista de la afiliación política, estaba atenta a lo que sucedía en España».

Sánchez, que aspira a recibir la próxima semana el encargo del Rey para intentar formar Gobierno, inició su intervención presumiendo del «honor especial» que supone para él que este encuentro de sus correligionarios en España coincida con la investidura de Alberto Núñez Feijóo. «Esta ocasión os brinda la oportunidad de asistir en tiempo real a la consumación de la derrota de la propuesta reaccionaria del PP y Vox en el Parlamento» se jactó.

Dos meses

Una vez mañana se produzca la segunda y definitiva votación del Congreso en contra de otorgar al líder del PP la confianza para tomar las riendas del país, el Rey convocará a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, este viernes y, presumiblemente, la semana que viene abrirá una nueva ronda de contactos con los grupos políticos antes de proponer formalmente nuevo candidato. Pero los socialistas ya admiten que «intensificarán» sus conversaciones con sus potenciales socios de inmediato. No en vano, los dos meses de los que disponen para cerrar un acuerdo antes de que se convoquen automáticamente nuevas elecciones empezaron a correr ayer y concluyen el 27 de noviembre.

El presidente en funciones volvió a dar ante su familia política muestras de un elevado optimismo respecto a sus opciones, a pesar de que Junts, a quien difícilmente puede encuadrase en el espectro progresista, y ERC se mantienen en posiciones de máximos respecto al precio a pagar -la amnistía para los encausados del 'procés' y la negociación de un referéndum de autodeterminación- y de las advertencias vertidas la víspera en el Congreso por el portavoz del PNV, Aitor Esteban, que no descartó volver a las urnas. «Hoy más que nunca bienvenidos y bienvenidas a un Gobierno de coalición progresista, el primero que tiene la historia de nuestra democracia, y que se apresta a repetir dentro de poco tiempo», vaticinó.

«La suya, la de la derecha y la ultraderecha es una trinchera que rebosa miedo y escepticismo. Nuestra Europa nunca renunciará a inspirar. La suya no es más que un lamento nostálgico por supuestas grandezas nostálgicas que, si lo pensamos bien, no fueron tales. Creo que merece la pena defender esa Europa que alumbra, que lidera, que guía como un faro en la oscuridad porque sigue siendo una esperanza no solo para Europa en su conjunto -argumentó- sino para el mundo entero».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios