Borrar
Protagonistas de 'True Detective: Noche Polar'. RC
Crítica del episodio 4x04 de 'True Detective': Más cerca de 'Twin Peaks' que de otra cosa

Crítica del episodio 4x04 de 'True Detective': Más cerca de 'Twin Peaks' que de otra cosa

En su cuarta entrega la serie deja bien claro su tema central: la soledad. La noche oscura y la blanca nieve, un paisaje de contraste, reflejan bien esta idea. El terror sube puestos y Jodie Foster sigue estupenda

Martes, 6 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A dos capítulos de su conclusión, ya sabemos qué nos quiere contar y cómo la cuarta temporada de 'True Detective'. Los elementos sobrenaturales, desconciertan o enganchan. Al que esto escribe le atrae sobremanera el saludable realismo mágico que despliega esta sugerente exploración de la negra soledad. El temazo de Billie Eilish que suena en los créditos de inicio ya nos mete en canción, y nunca mejor dicho, entrega a entrega. Da igual que Nic Pizzolato, el creador original de la serie, haya comentado en X, antes Twitter, su descontento con el nuevo rumbo de la marca -con tuits que borró no tardando mucho-. No importa, para nada, que algunas mentes cerradas, como describía la compañera Rosa Palo en su crítica del anterior capítulo, sufran un ictus, a estas alturas, cuando una mujer con carácter protagoniza un policíaco. Toma dos tazas. A quienes veníamos leídos, con la retina castigada, la primera temporada de este festín emocional nos pareció sobrevalorada. La presente se antoja más sincera. Ambas propuestas pueden convivir perfectamente, sin prejuicios, algo que no podemos decir de la segunda y tercera sesión, perdidas en un limbo.

Un riesgo contratar a una cineasta con poco recorrido, pero con ideas. No se lleva y pasa lo que pasa, que siempre vemos lo mismo, incluso peor. No es el caso. Issa López sabe lo que hace, recicla referencias con ánimo de transformar su esencia y nos regala algunas imágenes fantásticas, en su amplio término: el paisaje nevado y la inmensa oscuridad, el vacío y el horror cósmico. 'True Detective' no era solo Pizzolato en sus comienzos, también participaron en su éxito el realizador Cary Joji Fukunaga y el director de fotografía Adam Arkapaw. En la cuarta temporada, el alemán Florian Hoffmeister, que ya retrató la nieve y las sombras en la estupenda 'The Terror', hace magia con la cámara, con sugestivas escenas donde la luz manda, reforzando una excelente ambientación. El escenario es magnífico, con encuadres cuidados y algunos momentos hipnóticos. 'True Detective: Noche polar' deja claro, a dos episodios de su clímax, que ha venido a jugar y está más cerca de 'Twin Peaks' que de otra cosa, salvando las evidentes distancias. Esos cuerpos descongelándose sobre la pista de hielo, mostrando el dolor y el miedo, y tantas otras estampas desconcertantes, abundan en la trama. Personajes a ratos excéntricos, incómodos, a los que les cuesta demasiado mostrar sus emociones y empatizar con los demás. Hay de todo en esta obra de atmósfera impecable.

Dulce Navidad

La Navidad está presente sin llamar demasiado la atención en 'True Detective: Noche polar', que se permite mostrar algunos fragmentos de 'Elf' en los televisores de las casas de los lugareños. La alegría y la ingenuidad de la película de Will Ferrell, un clásico navideño, choca con el sombrío relato que contemplamos con cierto nerviosismo. Una vez más, como en los buenos thrillers, lo que importa no es saber quién es el asesino, lo que trasciende es lo que vive cada personaje a lo largo de la investigación. La evolución de la relación entre las dos protagonistas, antagónicas en muchos aspectos, canaliza la historia. Ambos roles resultan, a ratos, antipáticos. Por un lado, una mujer antisocial, borde y borrachuza. Por otro, una joven violenta y desconfiada. Una escéptica y otra creyente. La soledad atraviesa a las agentes. Empapa toda la serie. De eso va el espectáculo, de lo solos que estamos en esta vida. No es lo mismo disfrutar de la soledad cuando es buscada que cuando es obligada. Auténtico terror psicológico.

El trabajo de Jodie Foster sigue siendo destacable, con la voz modulada y unos gestos que definen un personaje al que acabas cogiendo cariño, aunque resulte irritante por su comportamiento con los demás. La estimable expresividad de la conocida actriz se une al talento del resto del casting, con su compañera de fatigas a la cabeza, una Kali Reis que dará mucho de qué hablar.

Borja Crespo, Carlos G. Fernández y Rosa Palo se turnarán durante la emisión de 'True Detective 4' para hacer un repaso semanal de cada capítulo que se publicarán en esta web

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios