Borrar
Nuevos alcorques, pavimento drenante y construcción de asientos vegetales. José Manuel García

Así adapta Salamanca sus calles a un futuro de altas temperaturas

La capital introduce innovaciones como pavimento drenante, más vegetación e islotes verdes para combatir el aumento gradual e irreversible del calor

Félix Oliva

Salamanca

Domingo, 16 de julio 2023, 10:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Salamanca acaba de terminar una semana con las temperaturas más altas de lo que llevamos de año y, en breve, llegará un nuevo episodio de calor que casi coincide con el aniversario de la extrema ola de 2022 que fue el culmen del año más cálido de la historia. Al cabo del año, la capital incrementó su termperatura media un grado completo (una barbaridad en términos climáticos) con una punta de más de 40 y muchas noches tropicales. Y aunque este año el calor ha apretado menos ('sólo' 36 grados de máxima esta semana) la situación anima a hacer lo posible por rebajar unos grados el calor que pasamos.

La tendencia en los próximos años augura temperaturas cada vez más cálidas y prolongadas en el tiempo, algo que se nota especialmente en las ciudades. La capital está manos a la obra para enfrentarse al fenómeno de las islas de calor, esos 1,5-2 grados más que hace en el casco urbano, y que se quieren rebajar con algunas medidas de naturalización, innovación en la urbanización de calles y el concepto de islotes verdes.

El plan para llevar la naturaleza al centro se llama LIFE Vía de la Plata, pero paralelamente se ejecutan actuaciones que complementan el nuevo modelo de 'más verde y menos granito' para Salamanca. Los planes de peatonalización incluyen la incursión, tímida, de vegetación en forma de pequeños árboles, más arbustivas y parterres donde se puede, además de macetas con flores, los primeros 'muros verdes' o proyectos como el del cerro de San Vicente, con una ladera vegetal completa. Todos contribuyen a la renaturalización de Salamanca, aunque en ocasiones se producen choques y disfunciones.

Dentro del LIFE Vía de la Plata, el corredor de 6,9 kilómetros que atraviesa la capital de Norte a Sur, se está ejecutando ya el tercer tramo, el que afecta al centro monumental. La actuación afecta al recorrido desde la puerta de Zamora, a través de la calle del mismo nombre, cruzando la Plaza Mayor hacia Poeta Iglesias y bajando por San Pablo hasta la antigua puerta de la ciudad.

LIFE Vía de la Plata

Más verde, menos cemento

Las actuaciones previstas consisten en incorporar más vegetación y «pavimentos drenantes» para combatir el efecto conocido como 'isla de calor'. De esta forma, además de recuperar agua para los acuíferos, el consistorio estima que las temperaturas puedan llegar a bajar en estas zonas con vegetación hasta unos cinco grados respecto a espacios similares con piedra o asfalto en el suelo y sin árboles.

Esa transformación para adaptarse al cambio climático ya ha empezado y puede apreciarse. En la rotonda de la puerta de Zamora se están preparando nuevos alcorques y se van a construir bancos naturales, para generar zonas para sentarse que tengan vegetación.

Más abajo, a lo largo de la calle Zamora y hasta la Plaza de Los Bandos, se habilitarán alcorques corridos y pavimento drenante que se sumarán a la línea de árboles ya existente. Esta actuación ya es visible, en forma de cuadrados de pavimento verde, en materiales compuestos, con capacidad de drenar agua, y también pavimentos en celosía.

En la Plaza de Poeta Iglesias, en un espacio de 36 metros cuadrados, junto a la escultura de Alberto de Churriguera y el Conde de Francos, se creará un nuevo parterre con ajardinamiento de arbustivas y un olmo resistente a la grafiosis de «buen porte» según ha prometido el ayuntamiento. Es una de las actuaciones más simbólicas, pretende evocar y homenajear el papel tradicional y el valor etnográfico que los árboles singulares han tenido en las plazas de Castilla y León.

Imagen principal - Así adapta Salamanca sus calles a un futuro de altas temperaturas
Imagen secundaria 1 - Así adapta Salamanca sus calles a un futuro de altas temperaturas
Imagen secundaria 2 - Así adapta Salamanca sus calles a un futuro de altas temperaturas

En la calle San Pablo, se ha procedido ya a levantar la acera a la altura del palacio de Orellana para instalar una zanja de 34 metros con cualidades aireantes que mitigue el problema de acumulación de humedades en el edificio. Algo más abajo, en la misma calle, se instalarán nuevos alcorques corridos con parterres vegetales y pequeños árboles, un paso de peatones con pavimento de capacidad drenante y se usará el mismo tipo de pavimento en zonas de aparcamiento.

En el último tramo, en el entorno de San Polo, se llevará a cabo la actuación más rica, con nuevos parterres cuadrados que contarán con zanjas capaces de retener agua y un gran muro verde, en un lugar que ahora ocupan las obras para desescombrar el último derrumbe del seminario Carvajal. En la puerta de San Pablo se cambiarán los espacios ajardinados.

Islotes verdes

Jardines en medio del patrimonio

Además de un nuevo modelo para urbanizar el centro con un mayor componente natural, la ciudad está sacando partido a las zonas naturales con las que cuenta en el casco histórico, pequeños o grandes oasis de naturaleza en medio del patrimonio. Es lo que se ha denominado como 'Islotes verdes', que se centrarán en los altozanos o cerros históricos de la ciudad: Cerro de San Vicente, Jardines de la Merced, solar del Botánico, Huerto de Calixto y Melibea y Plaza de San Cristóbal.

En torno a ellos se ha trazado cinco recorridos que están diseñados como rutas guiadas de en torno a las 2 horas de duración y de fácil realización para cualquier persona.

Simulación del gran árbol de Poeta Iglesias. SH

El gran árbol de Salamanca, en Otoño

Una de las actuaciones más llamativas de la renaturalización del centro histórico de Salamanca es la plantación de un gran árbol, el árbol de Salamanca, en la plaza del Poeta Iglesias. Según fuentes municipales, se hará en Otoño, la época adecuada para trasplantarlo, aunque ahora se haga el resto de la actuación. Será un ejemplar de gran porte, el más grande que va a tener el entorno desde que la Plaza Mayor eliminó las zonas ajardinadas. Se ha elegido un olomo resistente a la grafiosis.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios