Borrar
Una excavadora participando en las obras del atrio de la Catedral de Salamanca. J.M. GARCÍA
Avanzan las obras del atrio de la Catedral de Salamanca

Avanzan las obras del atrio de la Catedral de Salamanca

La rehabilitación del espacio externo del monumento salmantino prosigue la marcha en las primeras instancias de la remodelación

Nacho Martín

Salamanca

Martes, 10 de enero 2023, 11:41

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ya va quedando menos para que el atrio de la Catedral de Salamanca esté completamente rehabilitado. El proyecto de remodelación surgido hace más de cuatro años ya completa sus primeros trabajos, que consisten en retirar la cubierta exterior de la plataforma para después hacer las reformas en el interior. Excavadoras y operarios prosiguen su marcha en el espacio exterior del monumento salmantino, teniendo previsto el fin de la obra a finales del presente año.

El atrio de la Catedral de Salamanca comenzó a ser un problema relevante para la ciudadanía y las instituciones salmantinas desde el pasado mes de abril de 2019, momento en el que el Cabildo catedralicio decidió vallarlo ante el peligro inminente de ruina y desplome por las graves deficiencias que presenta la infraestructura. La medida fue adoptada en las semanas previas a las procesiones de la Semana Santa y desencadenó una alarma social y mediática de especiales dimensiones. Casi cuatro años después, dieron comienzo las obras para la rehabilitación de esta plataforma que sirve punto de entrada al templo charro, unos trabajos que prosiguen en estas primeras instancias del 2023 y que se prolongarán hasta finales del año.

En las primeras actuaciones allá por 2019, el Cabildo optó de emergencia por hacer una limpieza exhaustiva del interior además de cimentar parte del suelo, consolidar la estabilidad, poner puntales de obra (tanto normales como especiales) o un extractor de humedad y vallar la zona para evitar problemas de seguridad. Además, ideó un proyecto en el que pidió ayuda al Ayuntamiento de Salamanca para recuperar el atrio como almacén y espacio para unos baños de titularidad pública.

Como indica la memoria del plan de la obra, esta se realizaría de «fuera hacia dentro», primero retirando elementos externos del atrio como las losas, columnas y escalinatas, actuación que se está llevando a cabo en la actualidad, para después reformar el interior del mismo. El nuevo espacio, ya libre de deficiencias, humedades y peligro para le seguridad tendrá un aspecto exterior igual a antes de la obra y un interior inédito que servirá como almacén para elementos de la Catedral y el Ayuntamiento además de unos nuevos baños públicos e incluso una oficina de información turística. También se recuperará la fuente externa del atrio.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios