Borrar
Policía Local en una zona de ocio nocturno de Salamanca. SH
El bar con 326 personas dentro acumula cuatro expedientes por exceso de aforo

El bar con 326 personas dentro acumula cuatro expedientes por exceso de aforo

El local, en la calle Correhuela de Salamanca capital, tiene un acta del 12 de octubre y otra de marzo y recibió la primera el año pasado, pero sigue abierto a pesar de esta nueva reincidencia

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 4 de diciembre 2023, 19:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Más de mil personas donde debería haber poco más de trescientas. Ese es el balance que se puede hacer de los cuatro expedientes abiertos en menos de dos años al bar sorprendido la madrugada del sábado con 326 personas cuando tiene aforo para 85. Un conocido local de Salamanca que contaba con otro acta reciente y otras dos desde enero de 2022 para un total de cuatro, y pese a lo cual sigue abierto.

El área de plaza de la Reina se ha convertido en la 'zona 0' del exceso de aforo en la noche salmantina, una práctica irregular y que entraña peligros para los clientes, como se ha podido ver recientemente en el caso de las discotecas incendiadas en Murcia.

El último caso de exceso de aforo se ha producido este fin de semana, en la madrugada del sábado al domingo, cuando un local de la calle Correhuela ha sido sorprendido con 326 personas dentro cuando tiene un aforo máximo por licencia de 85. La Policía Local procedió a contabilizar los asistenteas en el interior del establecimiento y ha certificado el exceso, que no era el primero.

Según han confirmado fuentes municipales, este mismo establecimiento es el que fue expedientado el pasado día 12 de octubre. La Policía Local actuó por ruidos y detectó un exceso de aforo, con 206 personas en su interior cuando el citado límite es de 85.

Además, y según las mismas fuentes, este es el tercer expediente que se abre a este local en lo que va de año. Antes se le levantó un acta, el día 11 de marzo, cuando había 297 personas dentro. Y es el cuarto en menos de dos años porque fue expedientado también el 30 de enero de 2022 cuando había 260 personas en su interior.

Una zona conflictiva

El entorno de la plaza de la Reina se ha convertido en el más conflictivo de la noche salmantina y es objeto de un control especial por parte de la Policía Local, que lleva a cabo un despliegue específico para el control de aforos que se centra habitualmente en esta zona.

De hecho, los locales de la zona acumulan cuatro expedientes por exceso de aforo en dos meses, repartidos en dos locales, uno en Correhuela y otro en la propia calle de la Reina, que han reincidido en cuestión de semanas. Al menos en dos de ocasiones fueron desalojados y cerrados por superar con mucho la capacidad prevista en sus licencias.

La cuenta arrancó el 12 de octubre, noche de festivo, en la calle Correhuela; la noche de Halloween, 1 de noviembre, fue expedientado, desalojado y cerrado un local en la plaza de la Reina con 199 personas cuando está autorizado para 85; el día 19 de noviembre de madrugada fue desalojado y expedientado otro en la misma calle La Reina con 173 personas dentro cuando la licencia fija los 85 como máximo. Según la explicación municipal, se trataría del mismo; y finalmente este 3 de diciembre ha sido sancionado el mismo local del 12 de octubre con 326 personas en su interior.

En este área se concentran varios locales de ocio nocturno entre pub y discotecas y es de paso hacia otras calles de bares como San Justo, San Julián o Gran Vía, por lo que atrae mucho público. Trazando un círculo desde el local del último incidente, hay 78 metros al lugar de la calle la Reina donde ya se detectó un exceso y dentro estaría el tercer caso.

En este sentido, existe preocupación en la administación local por los efectos colaterales de los excesos de aforo y sus derivadas, ya que los hechos del 1 de noviembre terminaron en varias peleas multitudinarias. Este fin de semana también se han producido dos agresiones, una relativamente cerca del foco (calle Varillas) y otra más lejos.

Además, se produce un efecto indeseado, el aumento de las quejas por ruidos. Los excesos de aforo, incluso tras los desalojos, retroalimentan el ruido en la calle que genera molestias a los vecinos de las zonas más afectadas, como es la calle de bajada de plaza de Santa Eulalia hacia Gran Vía y las que van hacia San Julián y San Justo, donde se concentran los locales de copas.

Sin clausuras el año pasado

La Policía Local es la encargada de vigilar el cumplimiento de horarios, ruidos y condiciones de licencia, aunque la potestad sancionadora se reparte por administraciones. Horarios y aforos son de la Junta, que en 2022 abrió 85 expedientes por incumplimientos sobre estas normas, mientras los ruidos son cosa del Ayuntamiento de Salamanca.

De estos 85 expedientes, 52 se iniciaron por saltarse el horario reglamentario, de los cuales 31 se resolvieron; la cuantía total de las sanciones impuestas fue de 31.252 euros.

Además, otros 33 expedientes se abrieron por materias que no son el horario, y entre las que se encuentran los excesos de aforo. Del total, 25 fueron resueltos y se impusieron sanciones económicas por 40.417 euros a los afectados.

Sin embargo, y como confirman desde la Junta, ninguno de los 85 expedientes abiertos por la administración regional, 56 de los cuales se resolvieron con sanción, supusieron cierre del local en cuestión y se resolvieron con sanciones económicas: una media de mil euros por expediente en el caso del horario y 1.500 por cada uno de los que se abrieron por otras materias.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios