Borrar
Termómetro con 41 grados en el centro de Salamanca. SH
El calor de Grecia en Salamanca: las temperaturas se igualan con las del Peloponeso

El calor de Grecia en Salamanca: las temperaturas se igualan con las del Peloponeso

La capital marca en 2022 máximas de récord propias de latitudes 390 kilómetros más al sur como los de la ciudad griega Megalópolis

Félix Oliva

Salamanca

Miércoles, 25 de enero 2023, 20:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El tiempo de Grecia, en Salamanca. Este sería el resumen a escala geográfica del drástico cambio de clima experimentado durante 2022 en la provincia y que, por desgracia, podría ser solo un anticipo de lo que está por llegar: un aumento de temperaturas permanente y un cambio de clima irreversible. Mientras nos preguntamos cómo actuar, los termómetros de la provincia han registrado cifras nunca vistas y que nos igualan con latitudes mucho más al sur. Tanto, como 390 kilómetros.

El resultado es un clima propio de Grecia, en concreto, de la ciudad de Megalópolis, en el corazón del Peloponeso. Así lo pone de manifiesto el último análisis de la consultora Callendar, que ha cruzado los datos de temperaturas registrados en 100 ciudades de Europa y los ha comparado con los de puntos geográficos más al sur, donde son más habituales las altas temperaturas.

La consultora ha desarrollado una herramienta que permite a los usuarios navegar por 100 ciudades de Portugal, España, Francia e Italia y comparar sus temperaturas medias con las de otras partes del mundo. El análisis utilizó datos de temperatura del ERA5, una base de datos elaborada por el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo (ECMWF) que combina observaciones de estaciones meteorológicas y satélites, con modelos informáticos de la atmósfera y los océanos.

390 kilómetros al sur y en Grecia

En el caso de Salamanca, la temperatura fue comparable a la de Megalópolis, una ciudad de Grecia situada a más de 390 km al sur. Nuestra provincia batió durante 2022 todos los registros máximos de temperatura en el año más caluroso de la historia.

Una potente ola de calor durante julio elevó los termómetros por dos veces hasta los 40,8 grados, nuevo récord en la capital, y hasta los 41 en el embalse del Águeda. En Julio también se batieron los registros de media más alta del mes (26,1 grados) y de máximas más altas (35,1 grados).

Eso ha emparejado las cifras de Salamanca con la ciudad de Megalópolis, una pequeña urbe griega. En febrero, mayo, julio, octubre y diciembre hizo más calor a orillas del Tormes que en el centro del Peloponeso, donde está situada esta localidad. Son 390 kilómetros más al sur que Salamanca, con lo que lo normal es que las temperaturas fueran más altas como ocurre habitualmente en Grecia.

En este caso, Salamanca ha desplazado 390 kilómetros al sur sus temperaturas, que es la distancia de viaje hasta Badajoz, por hacer una comparación en España, aunque en la capital pacense hace todavía más calor: este verano han batido el récord de media en julio (29 grados) y de media de las máximas, por encima de 39 grados.

Calor en toda Europa

El año pasado las ciudades de Portugal, España, Francia e Italia experimentaron temperaturas 1,38ºC más cálidas que la media histórica de 1990-2020, un calor similar al de ciudades situadas a una media de 425 km al sur, según muestra un nuevo análisis de la consultora parisina.

León, como en Argelia

  • En Valladolid, la temperatura fue comparable a la de Balıkesir, una ciudad de Turquía situada a más de 220 km al sur.

  • En Burgos, la temperatura fue comparable a la también ciudad turca de Samsun, una ciudad situada a más de 110 km al sur.

  • En León, la temperatura fue comparable a la de Sétif, una ciudad de Argelia situada a más de 710 km al sur.

El nuevo análisis publicado ilustra lo extremas que fueron las temperaturas en el suroeste de Europa. En Madrid, donde en 2022 se batió el récord histórico de calor, la temperatura fue comparable a la de Tissemsilt, una ciudad de Argelia situada a más de 500 km al sur.

En Italia, ciudades cercanas a los Alpes, como Milán y Turín, registraron temperaturas propias de Grecia. Y en Francia, Estrasburgo tuvo temperaturas propias de San Marino, en la costa mediterránea.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios