Borrar
Parcelas del cerro de San Vicente y escalera de acceso. JM García
Un cambio de proyecto reduce al mínimo los huertos urbanos del cerro de San Vicente

Un cambio de proyecto reduce al mínimo los huertos urbanos del cerro de San Vicente

Un modificado vuelve a reducir la superficie de los huertos previstos en las laderas del cerro que se reducen a 130 metros y están muy lejos de lo que tenían los vecinos antes de la reforma

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 23 de enero 2024, 07:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Durante décadas, las laderas del cerro de San Vicente estuvieron dedicadas al cultivo de huertas, heredado del convento y el colegio mayor que sobrevivió en lo alto de la loma hasta hace veinte años. La idea es que el lugar donde se han documentado los primeros asentamientos humanos en Salamanca respetara la tradición de los huertos, pero varios cambios en el proyecto han reducido su superficie a una décima parte de lo que había y a una cuarta parte de lo proyectado.

La comisión de Fomento y Patrimonio del Ayuntamiento de Salamanca estudia esta semana una nueva modificación del proyecto de huertos urbanos previsto en las laderas del Cerro de San Vicente, un cambio en el que se verá reducida de nuevo su superficie. El proyecto que se debate es un modificado ya que ninguna empresa ha querido ejecutar el que se aprobó en diciembre de 2021.

El modificado cambia sustancialmente lo proyectado en 2015, cuando se presentó el plan director para convertir este lugar en un parque urbano y arqueológico. El proyecto final ejecutado ha consistido en una serie de paseos y plantaciones y en mejorar el protagonismo de la excavación; no se ha terminado y una de las cosas pendientes son los huertos.

Según el primer proyecto, la superficie real de la actuación era de 252,50 m2, inferior a la indicada en el plan director según el anuncio oficial de la obra, obtenida tras realizar un levantamiento topográfico de la totalidad de las laderas. Planteaba repartirlos en tres terrazas pegadas al muro del fondo de la parcela, junto a la nueva escalera.

Imagen después - Un cambio de proyecto reduce al mínimo los huertos urbanos del cerro de San Vicente
Imagen antes - Un cambio de proyecto reduce al mínimo los huertos urbanos del cerro de San Vicente

Sin embargo, ese primer plan no se ha llevado a cabo y el nuevo reduce todavía un poco más la superficie destinada a huertos. Ahora se plantean dos áreas de cultivo de 47 y 82 m2 cada una sobre sendas plataformas, en vez de las tres previstas. En total, menos de 130 metros cuadrados. También se reducen los espacios de almacenaje previstos, dos de tres metros cuadrados cada uno. El presupuesto es de algo más de 230.000 euros.

Este plan está muy por debajo en superficie y protagonismo de lo que tenían los vecinos. En su día, las plantaciones ocupaban buena parte de la falda inferior de este cerro, pero ahora se han visto limitados a un pequeño espacio en la cima.

Iniciativa vecinal

El plan para incorporar huertos partía de la petición de los vecinos del barrio antiguo que los cultivaban antes de que el cerro fuera reformado, que se unieron para promover el proyecto Hortelanos de la Vaguada. Defendían la idea de poner huertos urbanos y su propuesta consistía en destinar a este uso toda la ladera frente al instituto, unos 1.200 metros cuadrados, un espacio que históricamente ya fue la huerta del convento situado en la cima y que estaba dispuesta en bancales.

La asociación llevó su idea al pleno municipal y obtuvo el apoyo de todos los grupos políticos. Durante aquel año llegaron a medir el espacio que cultivaban entonces, que ascendía a más de 500 metros cuadrados para huertos y también recogía la antigua alberca. Además, quedó documentada la presencia de almendros, laureles, olivos, higueras, chumberas y diversos frutales con muchos años de vida. El plan director contemplaba reservar una superficie similar.

Catálogo de plantaciones que hicieron los vecinos.
Catálogo de plantaciones que hicieron los vecinos. SH

Después, los huertos se vieron relegados a un pequeño espacio en la cima junto al acceso por el puentecillo de La Alberca, una superficie muy inferior a lo inicialmente planteado, y los vecinos se descolgaron de la idea.

Sin embargo, ese primer plan no se ha llevado a cabo y el nuevo reduce todavía un poco más la superficie destinada a huertos. Ahora se plantean dos áreas de cultivo de 47 y 82 m2 cada una sobre sendas plataformas. En total, menos de 130 metros cuadrados. También se reducen los espacios de almacenaje previstos, dos de tres metros cuadrados cada uno. El presupuesto es de algo más de 230.000 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios