Borrar
El edificio protegido de Salamanca que reaparece de nuevo en pie tras 'caer' pieza a pieza

El edificio protegido de Salamanca que reaparece de nuevo en pie tras 'caer' pieza a pieza

La fachada de la calle Serranos, apuntada durante décadas, se alza con sus características de siempre como envolvente de un nuevo edificio

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 11 de junio 2024, 17:56

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Abandonado durante años, es difícil que un edificio protegido resista el paso del tiempo y resurja como era, pero a veces ocurre. Es lo que ha pasado con una construcción a cinco minutos de las catedrales de Salamanca, que estuvo apuntalado durante años y del que sólo quedaba su fachada (y no en buenas condiciones) que ahora se levanta de nuevo en el mismo lugar tras haber desaparecido 'piedra a piedra'.

El inmueble en cuestión ocupa un doble solar en pleno centro histórico y en su lugar se ha levantado un edificio de nueva construcción que estará envuelto por lo que fue una insteresante fachada decimonónica de la que se conservan sus características y huecos, ya que estaba protegida estructuralmente. En el inicio del proyecto la comisión técnico artística aprobó la solución del desmontaje de fachada y posterior recolocación, imprescindible para cumplir con su ficha.

Es algo que se hace con cierta frecuencia en Salamanca. Pasó con el edificio del antiguo Poney Pisador, pendiente de volver a levantarse, pero cuyas piedras fueron numeradas para volver a colocarlas. Y en parte ocurrirá con el edificio de la avenida de Italia, en el que se hará restitución tipológica aprovechando todo el material original.

Imagen después - El edificio protegido de Salamanca que reaparece de nuevo en pie tras 'caer' pieza a pieza
Imagen antes - El edificio protegido de Salamanca que reaparece de nuevo en pie tras 'caer' pieza a pieza

Ahora luce nuevamente en pie y el resultado se puede calificar de excelente. Apuntalada durante décadas, así estaba, lucía muy deteriorado y este proyecto le ha devuelto su mejor aspecto. Los huecos de fachada corresponden con los dos volúmenes antiguos, todas las piezas están en su sitio y, salvo la entrada del garaje (autorizada) no hay añadidos extraños. La obra exterior está a punto de concluir.

En su día hubo controversia por el número de plazas de garaje en los tres niveles subterráneos previstos y el hecho de que la excavación fuera más allá de lo autorizado, según acta de comisión informativa. En esta zona es frecuente la aparición de restos y el centro histórico de Salamanca es de cautela arqueológica.

Desmontada piedra a piedra

El edificio desapareció por completo a finales de 2022 y ahora vuelve a levantarse con su nueva estructura y parte de su antiguo aspecto. Se trata de un inmueble que hace esquina en Serranos con Placentinos. Allí se solicitó licencia para un proyecto para construir doce viviendas y tres sótanos para 24 plazas de aparcamiento (con elevador) en este solar que en realidad son dos, ya que dos son las referencias catastrales del edificio que hace esquina entre el número 3 de la calle Placentinos y el 32 de la de Serranos.

Lo que quedaba allí eran los últimos vestigios de lo que fue una interesante construcción decimonónica, abandonada durante años y de la que sobrevivía una fachada rodeada de puntales. El proyecto recibió el plácet por parte de la comisión para la obtención de las licencias necesarias, aunque con algunas indicaciones que cumplir.

La fundamental, conservar los valores de la construcción, que figura con protección ambiental en el catálogo municipal. En el inicio del proyecto la comisión técnico artística aprobó la solución del desmontaje de fachada y posterior recolocación, imprescindible para cumplir con el nivel de protección que tiene.

A finales de 2022 se llevó a cabo el desmontaje, realizado piedra a piedra, que hizo desaparecer el edificio. Y en enero se empezó la construcción del nuevo inmueble dentro del solar, por dentro de su antigua fachada, que ha sido vuelta a montar dejando huecos originales de fachada y uno nuevo, el del acceso al garaje, permitido para su nuevo uso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios