Borrar
Varios quioscos, material de construcción y otros deshechos en la parcela de la calle de Nobel. SH
El lugar al que van a morir los quioscos de Salamanca

El lugar al que van a morir los quioscos de Salamanca

El cementerio de los quioscos se encuentra en una parcela de titularidad municipal en el Polígono El Montalvo I junto con otros materiales deshechados

Laura Linacero

Salamanca

Viernes, 21 de julio 2023, 17:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Uno a uno se van apilando en ese insólito espacio. En los últimos meses, la parcela de titularidad municipal ubicado en el Polígono El Montalvo I ha dado la bienvenida a unos cuantos quioscos más que se unen a otros que desde hace unos años guardan sitio al resto de compañeros. Junto con un montón de escombros, material de construcción, casetas de los campos de fútbol, los quioscos que recientemente han sido retirados de la capital encuentran en estas instalaciones un lugar para morir.

Como si de un cementerio se tratase, los 'juguetes rotos' se apilan con pocas posibilidades de tener una segunda vida. Casi una decena de quioscos se encuentran actualmente ubicados en la calle de Nobel, donde hace unos años se guardaban autobuses urbanos fuera de uso y la empresa 'Salamanca de Transportes S.A' regentaba este espacio. Ahora es de titularidad municipal y sirve de recipiente para albergar todas los materiales o instalaciones que han perdido su vida útil.

Hasta hace apenas un mes catorce eran los quioscos fijos ubicados aún en las calles de Salamanca de titularidad municipal y de ellos, cinco se quedaron sin adjudicar: los ubicados en las calles Doña Urraca, 2 semiesquina Avenida Federico Anaya; en la calle Maestro Jiménez, nº 7; en el Paseo de San Vicente, nº 6; en la calle María Auxiliadora, nº 30; y en el Paseo de Carmelitas núm. 13. Los otros nueve sí que encontraron personas interesadas para hacerse con ellos mediante una concesión de 15 años y por un valor de entre 160 euros, -el más barato-, y 500 euros, -el más caro-.

Antes de despedir a esos cinco quioscos que no han sido bendecidos por el interés de nadie, ya se retiraron varios de la capital. Algunos tan míticos como el ubicado en Gran Vía que seguía a la desaparición de otros como el de Plaza España, el ubicado junto al centro de salud de San José, el que estaba próximo al apeadero de La Alamedilla, el que se encontraba en el propio parque y el del parque Picasso. Así, se completan los siete que se encontraban vacíos y que se iban eliminando de forma paulatina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios