Borrar
El quiosco de Celedonio Santos en la Isla de la Rúa. SH
El primero en abrir en Salamanca una librería de usado reconvierte el mítico quiosco de la Rúa

El primero en abrir en Salamanca una librería de usado reconvierte el mítico quiosco de la Rúa

Hace poco menos de diez días que el nuevo dueño de este particular establecimiento se puso al mando para orientarlo a la literatura sin perder la esencia de un quiosco

Laura Linacero

Salamanca

Miércoles, 19 de julio 2023, 18:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Es más común ver quioscos cerrar que abrir, pero todavía hay quien ve en estos pequeños habitáculos una oportunidad de negocio y cambia el «renovarse o morir» por el «aguantar o morir». Así lo comenta Celedonio Santos, el nuevo propietario del quiosco de la Isla de la Rúa desde hace apenas diez días que, tras hacerse con la licencia de este punto de venta, apuesta por darle una vuelta a la «mercancía» tradicional. «Es un quiosco con una parte de venta de libros, pero tengo también chuches, imanes, refrescos o postales», comenta.

No tiene nada que ver con una librería, tal y como él mismo asegura, sino que tiene la esencia de un quiosco tradicional pero orientado a la literatura. De hecho, su idea es enfocarlo al turismo pero con un toque más cultural. «Además de los libros, pues un espacio de venta de imanes o postales relacionados con el cine, con escritores», comenta. El salmantino es consciente que tratar de convertir un quiosco en una librería «no da»: «¡ya me gustaría a mí». Sin embargo, lo ve como una segunda fuente de ingresos que le puede impulsar el negocio que sí tiene algo más afianzado: la compra venta de libros online.

A través de la página web El Buscón, completa la parte del negocio de venta de libros consciente de que la venta online y las redes sociales es lo único que puede mantener latente su negocio después de intentarlo en varias ocasiones de forma física. «Yo siempre he tenido librerías, he cerrado siete en Salamanca porque al final trabajaba para los renteros», asegura. Con este nuevo modelo de negocio pretende «captar a los visitantes para que cuando vengan a consumir al quiosco, además les pueda dar mi tarjeta de contacto», añade.

La idea de ubicar en el corazón de Salamanca un trocito de literatura plena es desde luego atractiva y ha causado el interés a través de redes sociales de los viandantes. Y aunque reconoce que «puede resultar muy atractivo porque realmente lo es y es también muy accesible», también tiene asumido que no puede negar «el poder de la Coca-Cola o las chuches» si quiere sacar cierto rendimiento de este peculiar punto de venta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios