Borrar
La Marea Blanca a su paso por el paseo de Carmelitas. J. M. GARCÍA
Marea Blanca en Salamanca

Miles de personas salen a la calle para sacarle los colores a unos «gestores sanitarios nefastos»

La manifestación en defensa de la Sanidad Pública moviliza a los vecinos y profesionales salmantinos para exigir medidas contra el caos en los servicios

Isidro Serrano

Salamanca

Domingo, 29 de enero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Miles de personas, 15.000 según los organizadores, seis misl según otras fuentes y alrededor 3.500, de acuerdo con la información facilitada por la Policía Nacional, recorrieron ayer las calles de Salamanca a pesar del intenso frío, para reclamar una sanidad pública de calidad y denunciar la situación que viven los servicios sanitarios, saturados, con profesionales desbordados y usuarios más que hartos ante los problemas que hay para acceder a unas prestaciones sanitarias.

La marcha salió desde el Hospital Virgen de la Vega y recorrió el paseo de Carmelitas para llegar a la Gerencia de Área, en la avenida de Mirat, donde la actriz Maribel Iglesias se encargó de leer un manifiesto. En esta ocasión con el lema utilizado fue «Nos sobran los motivos», en una clara alusión a la cantidad de quejas y problemas que sufre la sanidad salmantina, que el PSOE, uno de los partidos que apoyaba la manifestación, calificó como la peor de toda Castilla y León. Se trataba de la décima Marea Blanca convocada en Salamanca y también tuvo su réplica en Béjar.

Además del PSOE, la mayor parte de partidos políticos y organizaciones sindicales y de otros tipos habían mostrado su apoyo a estas reivindicaciones y acompañaron a los vecinos y profesionales sanitarios en el recorrido de la Marea Blanca convocada por la Plataforma por la Sanidad Pública de Salamanca.

También se pudieron escuchar otros mensajes como «Mañueco, escucha, Salamanca está en la lucha» o «Sanidad, pública» a lo largo de todo el recorrido.

La plataforma convocante, que incluye asociaciones vecinales, de profesionales sanitarios, y partidos políticos denuncia situaciones como pacientes sin poder ingresar y durmiendo en Urgencias por falta de camas en planta, mientras algunas unidades del nuevo hospital siguen cerradas. También problemas de acceso a la Atención Primaria por falta de personal y por una estructura obsoleta. Y también, una gestión defectuosa incapaz de dar eficacia al importante presupuesto que destina la Junta a la sanidad.

También se quejaron de la que la falta de personal en la Sanidad Salmantina ronda entre el 15 y el 20 %, lo que provoca el colapso de los servicios sanitario, empezando por la atención primaria y llegando a la listas de espera para consultas especializadas y operaciones.

Criticas a la nefasta gestión de la Junta, que «parece que no quiere meter mano tras 35 años cometiendo errores», y acusaciones como que «están desacreditando conscientemente el sistema sanitario público para desmontarlo definitivamente, de una manera premeditada» , fueron la nota dominante en las declaraciones de los organizadores durante la marcha y los días precedentes.

Los promotores de la iniciativa afirman que lo siguiente es «esperar la reacción de las administraciones y, de no producirse una mejora o acato de las cuestiones solicitadas», reunir a los miembros de las diferentes plataformas para acordar una nueva fecha para realizar otra concentración.

«Dentro de las reivindicaciones que hace la Plataforma, se encuentra, el aumento de las plantillas, una sanidad rural de calidad, presencial y accesible y la dotación de nuevos centros de Salud», ha remarcado Fevesa antes de incidir en que «considera necesaria esta marea ya que existen graves problemas insostenibles e intolerables» como «largas listas de espera tanto en la atención hospitalaria como en la atención primaria».

Como causas de la situación de la sanidad en Salamanca y en toda la comunidad, los responsables de la plataforma destacaron que, aunque la situación es muy compleja y por lo tanto, las soluciones también lo serían, habría que empezar por la financiación. «El 16% del presupuesto general de Sanidad se destina a Atención Primaria, donde erradicaría buena parte del problema, cuando debería ser, como mínimo, el 25%.

Además, debería llevarse a cabo una gestión más eficiente. No hay médicos de familia, y lo que se ofrece son migajas. Hay que explicar en las facultades qué significa ser médico de familia y mejorar las condiciones laborales, con puestos de trabajo estables y atractivos», aseguró Generoso Gómez, que resumió con claridad el meollo de la cuestión, afirmando que lo que no se debía hacer es «meter más médicos en las urgencias y desatender la Atención Primaria, porque al final todo el mundo acaba recurriendo a las urgencias y acaban produciéndose los caos que estamos viendo estos días cuando se producen situaciones de picos de visitas muy altos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios