Borrar
Se han acompañado de pancartas, música y la lectura de un manifiesto.

Ver fotos

Se han acompañado de pancartas, música y la lectura de un manifiesto. ÁLEX LÓPEZ

Las Mujeres de la Iglesia dicen en Salamanca «basta a ser invisibilizadas y silenciadas»

Este movimiento se ha congregado junto a la Catedral Nueva para luchar por la posición de la mujer en el ámbito religioso

Domingo, 5 de marzo 2023, 19:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

¿Cuántas mujeres vemos representadas en la institución? Esa es una de las preguntas que en la mañana del 5 de marzo, vísperas del Día Internacional de la Mujer (8M), han lanzado desde la 'Revuelta de las Mujeres en la Iglesia'.

Es movimiento, con presencia a nivel nacional, tiene como objetivo reivindicar la posición de la mujer en el ámbito religioso, denunciando la discriminación dentro de la propia Iglesia católica, para poder alcanzar la igualdad. Y en esta ocasión, se han valido de una congregación junto a la Catedral Nueva para tal fin. Aunque no ha sido solo en Salamanca: ha sido convocada en una treintena de provincias.

En el caso del acto en la capital charra, no solo han contado con sus propias voces para leer un manifiesto, sino que, bajo la lluvia que no ha querido darles un respiro, han colocado en el suelo diferentes zapatos, junto a diferentes testimonios. Los de sus dueñas, los de mujeres de muy distintas tradiciones y culturas, pero que, para este movimiento, representan dificultades que conocer: «Hemos colocado estos zapatos porque hay un dicho que dice que si tú caminas 20 pasos en los zapatos de una persona, la conoces mejor».

Una vez terminada la lectura del manifiesto, el movimiento ha animado a los asistentes a acercarse a los zapatos para conocer sus historias.
Una vez terminada la lectura del manifiesto, el movimiento ha animado a los asistentes a acercarse a los zapatos para conocer sus historias. ÁLEX LÓPEZ

«¿Cuántas mujeres vemos representando la institución? ¿Cuántas pueden tomar parte en la toma de las decisiones? ¿Cuántas teólogas trabajan en las facultades de teología, cuántas acompañan espiritualmente, cuántas son formadoras de los seminarios?», han preguntado en voz alta desde la 'Revuelta de las Mujeres en la Iglesia'. Y, aunque no esperaban respuesta, sí plantar la duda en quienes las escuchasen, pues no se han limitado a formular tales interrogantes en tan solo una ocasión, sino que la mujer al mando en esta parte del manifiesto -se han pasado el testigo unas a otras varias veces- ha incidido en ellos, inquiriéndolos una segunda vez.

También, han proclamado muchos «basta»: «Decimos basta a ser invisibilizadas y silenciadas»; «Decimos basta a ser tratadas con codescendencia como si fuéramos menores de edad»; «basta a la discriminación por razón de género»; «basta a que se nos niegue el sacerdocio debido a nuestro cuerpo, un cuerpo que está bajo sospecha»; «basta a una visión negativa de la sexualidad, que crea sufrimiento»; «basta a una imagen de un Dios exclusivamente masculino».

Han recordado que las mujeres «somos mayoría en las tareas de voluntariado, en las celebraciones religiosas, como catequistas, en los consejos parroquiales, somos muchas en los movimientos, asociaciones, centros recreativos y en el mundo educativo de la infancia y juventud». Desde la 'Revuelta de Mujeres en la Iglesia', imaginan construir «una Iglesia nueva», donde «la mujer es reconocida como sujeto de pleno derecho». Y también han deseado «una Iglesia que acompaña sin juzgar toda la diversidad de las familias, de identidades y orientaciones sexuales», en un momento en el que el tema está tan sobre la mesa, como si aún fuera algo que debatir.

Una vez terminada la lectura del manifiesto, han invitado a los asistentes -a quienes han agradecido su presencia- a acercarse a los zapatos para conocer sus historias. Asimismo, han aprovechado para recordar que el próximo 16 de marzo a las 20:00 horas, en la librería Víctor Jara, presentará su libro 'Revuelta de las mujeres en la Iglesia. Alzamos al voz', en el que varias autoras abordan temas cómo el feminismo cristiano y se definen como un movimiento «que está llamado a cambiarlo todo». Porque, aseguran, «transformar la Iglesia hoy es transformar la Historia».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios