Borrar
Féliz Muñoz, peluquero de Ciudad Rodrigo. Vicente | ICAL
Negocios de éxito en Salamanca que buscan desesperadamente relevo generacional

Negocios de éxito en Salamanca que buscan desesperadamente relevo generacional

La Diputación de Salamanca organiza la primera feria de empleo para poner en contacto empresas a punto de cerrar con personas que quieran tomar el relevo en la provincia

Sábado, 13 de abril 2024, 12:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El próximo 5 de julio se cumplirían 30 años desde que Félix Muñoz abrió su peluquería de caballeros en Ciudad Rodrigo. Una fecha marcada en el calendario que no verá la luz, ya que el propietario cerrará las puertas del negocio, como muy tarde, un mes antes, el 2 de junio, después de trabajar durante casi tres décadas durante 12 horas tras las puertas de este local de Miróbriga.

Félix ha decidido colgar las tijeras después de más de media vida dedicada a su peluquería. No lo hace por jubilación, reconoce, sino por descansar de un ritmo de trabajo en el que atiende a alrededor de 40 clientes al día. Pero, pese a que él ya no vaya a estar detrás de los peinados y los cortes de pelo, ha decidido intentar apostar por que su negocio no muera tras su marcha.

La Peluquería Félix en Ciudad Rodrigo es uno de las empresas que se han adherido a la primera Feria de Relevo Generacional promovida por la Diputación de Salamanca. La Alberca acoge durante la mañana de este sábado el primero de sus encuentros, que continuará la semana que viene, el 20 de abril, en el municipio de Villamayor. Con ello, desde el Gobierno provincial han comenzado una nueva iniciativa para intentar frenar la despoblación en los municipios, ofreciendo negocios que están a punto de cerrar a personas que quieran emprender en la provincia.

«La iniciativa pretende dar visibilidad a los negocios y su clientela y que otras personas puedan ver una oportunidad en el municipio», explica a Ical el diputado de Empleo y Desarrollo Rural, Toño Labrador. Un proyecto con el que tienen la vista puesta en que las zonas rurales sigan manteniendo vivos sus negocios de siempre, donde otras personas «que no tiene posibilidad de futuro laboral puedan encajar en ellos», señala.

«El 90% de mis clientes darían una oportunidad a un nuevo dueño»

Mediante estas ferias, desde la Diputación provincial confían en que puedan establecerse contactos directos entre posibles interesados y actuales titulares de estas empresas. Establecimientos, como en el caso de Félix Muñoz, que cuentan con una clientela mensual de alrededor de 2.000 personas. «Ahora mismo el 90 por ciento de mis clientes les darían una oportunidad», comenta el peluquero, tras hablar con sus usuarios sobre la llegada de un nuevo dueño.

Además, confía en que la persona que tome el relevo en su negocio pueda mantener el volumen de clientela «si apuesta por grandes horarios», mientras se ofrece a guiarle durante el primer mes, aportando consejos y explicando las diversas características de cada consumidor. «Si esto se cierra, la clientela se dispersa», lamenta.

Impulso gracias a las redes sociales

Las redes sociales han servido como una «ventana a la visibilidad, tanto para los comercios como para aquellos que quieren tomar el relevo», ensalza Labrador. La propuesta se puso en marcha a principios de este año mediante la promoción en Facebook e Instagram, y un total de 114 negocios se han incorporado a la iniciativa. Entre ellos, destaca el sector hostelero, con bares, restaurantes, hoteles o casas rurales o el sector de la alimentación, como queserías, panaderías o fábricas de productos cárnicos.

Según el diputado de Empleo, con esta propuesta no pretenden dar una nueva vida solo a los bares de las localidades rurales, sino a todo tipo de negocios que se extienden a lo largo de la geografía charra. A la lista se suman talleres mecánicos y de electricidad, desguaces, un taller de reparación y alquiler de autocaravanas, estancos con licencia de lotería o explotaciones agrícolas y ganaderas, entre otros.

Gracias al escaparate que han supuesto las redes sociales, 15 negocios han llegado ya al acuerdo de relevo generacional en una docena de municipios. Además, los perfiles cuentan ya con más de 3.500 seguidores, más de 50.000 visualizaciones y 38.000 interacciones. Unas cifras que tienen previsto aumentar en las próximas semanas, a la espera de los contactos que se puedan realizar durante las ferias presenciales de propietarios y emprendedores.

Alternativas de negocio en el entorno rural

Desde la Diputación de Salamanca destacan que la alternativa de impulsar un negocio en el entorno rural «cuenta con no pocas ventajas», como un precio más asequible que en la ciudad y su rentabilidad, «asegurada por la escasa competencia en su ámbito territorial». Además, afirman que, al igual que el peluquero de Miróbriga, «la mayoría de los actuales propietarios se ofrecen a brindar ayuda a quienes se hagan cargo del negocio durante el período de adaptación».

Entre las empresas que se han sumado a la iniciativa, algunas de ellas se alquilan con o sin opción a compra, otras se venden o hasta hay quien las cede gratuitamente a quien plantee un proyecto viable, como ejemplifican con un matadero municipal. Otros, lo que buscan son socios que aporten la mano de obra. «Se trata de negocios rentables, algunos incluso con exceso de trabajo, que buscan a alguien que quiera darle continuidad y evite el cierre de una empresa que generaba ingresos suficientes para mantener sin problemas una familia entera», relatan desde la Diputación.

Esta apuesta por el empleo en el mundo rural no terminará el próximo sábado con la cita de Villamayor, sino que se extenderá, como mínimo, hasta final de este año. Desde La Salina admiten que, si tienen éxito, la intención es continuar en el tiempo con una apuesta más por mantener la vida y el comercio en los pueblos de la provincia de Salamanca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios