Borrar
Antiguo local comercial convertido en viviendas. SH
Prisas para abrir pisos turísticos en Salamanca: más de 20 licencias en dos meses

Prisas para abrir pisos turísticos en Salamanca: más de 20 licencias en dos meses

El consistorio ha dado licencia de actividad y obra para numerosos proyectos de conversión de locales en pisos y para la apertura de 30 apartamentos en puertas de que cambie la normativa

Félix Oliva

Salamanca

Miércoles, 3 de julio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La apertura de más pisos turísticos en Salamanca se está haciendo a la carrera y, con la regulación municipal en ciernes, se han concedido una veintena de licencias de todo tipo para abrir hasta 30 de estos alojamientos entre individuales y colectivos. Y se ha hecho en los dos meses que han pasado desde que el ayuntamiento anunció su intención de regular y limitar su presencia.

El pasado día 5 de mayo, el Ayuntamiento de Salamanca anunciaba una consulta para elaborar una nueva ordenanza de pisos turísticos. Era el primer movimiento en años tras un intento fallido antes de la pandemia de regular la actividad, pero llegaba en un momento de fuerte polémica y constestación social por la proliferación de estos establecimientos. El debate se avivó en abril cuando se anunció que, a la vuelta de la Semana Santa, se iniciarían los trabajos en comisión municipal para una nueva ordenanza.

Según rezaba el texto de la consulta, el objetivo de la nueva regulación es frenar la «sobreoferta» y el intrusismo de pisos turísticos en Salamanca, algo con lo que se ha dado este martes un primer paso con el borrador de una nueva ordenanza que llega dos meses después de iniciarse una consulta pública. El anuncio sirvió de acelerador para la concesión de este tipo de licencias a un ritmo desconocido.

Según los datos elaborados por este medio, durante el año pasado la comisión de Fomento recibió 55 expedientes para la conversión de locales en pisos y en Policía Fomento se tramitaron numerosos permisos de obra e inicio de actividad. Pues en estos dos últimos meses, desde que se anunció una regulación más restrictiva, el ritmo ha sido mucho mayor. Una actividad que traía inercia porque en lo que vamos de 2024 la presencia de este tipo de expedientes para concesión de licencias se ha incrementado y no faltan cada semana.

La barra libre de permisos va a durar: además de la ordenanza se cambiará el PGOU para limitar las licencias

En este tiempo de dos meses desde que se inició el proceso de cambio de ordenanza, se han concedido una veintena de licencias para convertir locales comerciales en pisos para explotación turística; y han recibido licencia de apertura una treintena de alojamientos de este tipo. Las nuevas incorporaciones se han producido invariablemente cada semana, con varias expedientes en las comisiones de Fomento y Policía, que se ocupan de los permisos de obra y de las licencias de apertura.

Esta barra libre de permisos se va a mantener todavía un tiempo porque, ahora, hay que aprobar la ordenanza definitiva y, lo más importante, hay que cambiar el PGOU. Todas estas viviendas serán de uso terciario no residencial en los términos contemplados por el Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca vigente, pero ya se está trabajando en la modificación para restringir el número de licencias para apartamentos y viviendas de uso turístico.

Este acelerón tiene que ver con la intención anunciada de empezar a limitar lo que se calificó como sobreoferta y el objetivo declarado de poner el foco sobre la competencia que estos alojamientos ejercen sobre los tradicionales y regulados, al tiempo que se vigilarían posibles actividades opacas o no declaradas que tendrían la ventaja de no pagar impuestos o cumplir con las obligaciones fiscales que sí cargan a hoteles, hostales, albergues...

Licencia segura

Con la petición, y concesión, de las licencias para convertir un local en una o dos viviendas (lo más habitual) y los permisos para iniciar actividad los promotores se aseguraban la parte legal antes de que hubiera cualquier cambio en la actividad. Hasta ahora, el consistorio no se ha opuesto nunca a conceder permisos de obra para la conversión de locales comerciales en pisos; y en cuanto a su futuro uso para alojamiento turístico, se remitía a la Junta. Sí que se han denegado algunos permisos de actividad a viviendas, dos esta misma semana.

Todos ellos, con casos de hasta 14 apartamentos en un edificio, engrosan la lista de pisos turísticos de la ciudad, cuya cifra final no está nada clara. Según los datos del Registro de Turismo de la Junta de Castilla y León la capital tiene 427 viviendas turísticas y 63 apartamentos de uso turístico. Sin embargo, el INE eleva la cifra a 639 para más de 2.700 plazas en total. Y los constructores van más allá, hasta los mil establecimientos. En todo caso, suficiente para tomar cartas en el asunto.

Esta situación favorable se va a mantener todavía un tiempo porque, ahora, hay que aprobar la nueva ordenanza. El texto anunciado por el consistorio es un borrador, tendrá que pasar por pleno (puede que este viernes 5 de julio) y cubrir con el plazo de 15 días antes de su aprobación. Pero después hay que modificar el PGOU, la norma básica de urbanismo de la ciudad, lo que puede llevar más tiempo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios