Borrar
Dos personas observan anuncios de pisos y habitaciones de alquiler. J. González
La proliferación de residencias y los precios del alquiler transforman al inquilino de pisos compartidos en Salamanca

La proliferación de residencias y los precios del alquiler transforman al inquilino de pisos compartidos en Salamanca

La demanda de habitaciones ha resurgido y las ofertas para trabajadores, antes muy limitada, va ganando terreno frente a las destinadas a estudiantes

Isidro Serrano

Salamanca

Jueves, 16 de mayo 2024, 20:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El mercado del alquiler en Salamanca no deja de dar señales de que está viviendo cambios muy destacados que envían señale contradictorias a propietarios y posible inquilinos. Salamanca siempre fue, y sigue siendo una ciudad, con gran presencia de estudiantes por la importancia de su universidad, en la que el alquiler de pisos y habitaciones había mantenido sistema más bien tradicional, sin grandes cambios.

Esta situación ha venido cambiando en los últimos años con el incremento del interés de los estudiantes por las residencias, la búsqueda de usos más rentables por parte de los propietarios, como los alquileres de temporada y otra serie de circunstancias que han hecho el mercado del alquiler se haya apretado en cuanto a la oferta, provocando un incremento de los precios.

Además, cada vez que se dan a conocer estudios al respecto del mercado del alquiler en la capital del Tormes, se pone de manifiesto su volatilidad, al comprobarse que de un trimestre a otro las tendencias y las cifras cambian de un lado a otra sin motivos aparentes. Así, mientras que al cierre del año pasado, la oferta de habitaciones en pisos compartidos se había disparado un 52%, frente al 42% de media nacional; y la demanda, es decir el número de personas interesadas por cada habitación en oferta, había caído en Salamanca un 7%, con respecto a diciembre de 2022; en lo que llevamos de año, la evolución de la oferta ha seguido creciendo y ahora mismo hay un 27% más de habitaciones a disposición de posibles inquilinos en la capital salmantina que hace un año, pero, sin embargo, ha crecido casi 40 puntos el número de personas interesadas en cada oferta, ya que ha pasado de un descenso del 7% en diciembre a 2023, a un incremento de hasta el 32% a finales de abril de este año. Es decir, en cuatro meses ha crecido más la demanda, que hace nada no dejaba de caer, que la oferta, que en esas mismas fechas estaba disparada.

Aunque un cambio tan radical en tan poco tiempo parezca complicado de explicar, según algunos expertos sí existe una explicación, y esta en los precios y en las preferencias de la masa estudiantil. No hace mucho tiempo Salamancahoy.es publicaba que Salamanca tenía sobre oferta de habitaciones para estudiantes y no cubría la demanda de los trabajadores. Salamanca era entonces la capital española en la que un mayor porcentaje de los anuncios de habitaciones en pisos compartidos explicitan su preferencia por convivir con estudiantes, según un estudio de 'idealista' el mismo portal inmobiliario que a adelanto los nuevos datos.

Lo estaría detrás de este cambio de tendencia serían dos cuestiones muy claras. Por un lado, el hecho de que la proliferación residencias en la capital salmantina haya abierto un nuevo mercado aún en expansión, ha obligado a muchos propietarios a cambiar sus preferencias y limitaciones a la hora de alquiler las habitaciones de sus pisos. Y por otro, muchos trabajadores son incapaces de hacer frente de manera individual al coste del alquiler de una vivienda, aunque sea pequeña, ya que en algunos casos las diferencia de precios puede rondar el 80%, por lo que finalmente también optan por compartir piso con otros trabajadores y hasta incluso cada vez hay más pisos mixtos, compartidos por trabajadores y estudiantes.

Revisando las cifras del citado informe de 'idealista', el interés por habitación ha crecido un 32%, la oferta de habitaciones, un 27% y la variación interanual del precio ha sido de un 12%, cuatro veces más que la media nacional, hasta alcanzar un precio de unos 280 a 300 euros mensuales.

Panorama nacional

Por lo que respecta al conjunto del país, la oferta de pisos compartidos se ha incrementado un 43% interanual durante primer trimestre lo que ha provocado que el precio solo haya aumentado un 3%, hasta los 400 euros mensuales.

En estos momentos hay una mayor oferta de habitaciones disponibles respecto a hace un año en todas las capitales de provincia, excepto en 4 de ellas: Palencia (-7%), Huesca (-7%), Segovia (-3%) y Soria (-2%). El mayor incremento de oferta se ha producido en Albacete (249%), Castellón de la Plana (169%), Córdoba (132%), Alicante (123%) y Almería (102%), los únicos en los que la oferta disponible se ha más que duplicado en un año.

En relación con los movimientos en la oferta disponible y de las subidas del precio del alquiler, los precios en las capitales han sido mayoritariamente alcistas, y solo se han reducido en San Sebastián (-5%) y en Cuenca se han mantenido estables. La mayor subida, por su parte, se ha dado en Ciudad Real, con un ascenso del 33%, seguido por A Coruña (23%), Albacete, Pontevedra, Zamora y Cáceres (con un 22% en las 4 capitales).

Barcelona es la ciudad con los alquileres de habitaciones más caros de España, ya que alcanzan los 550 euros mensuales de media. Le siguen Madrid (525 euros), Palma (440 euros) y San Sebastián (410 euros). En un total de 6 capitales el precio está establecido en 400 euros mensuales: Santa Cruz de Tenerife, Vitoria, Girona, Valencia, Málaga y Bilbao. En Pamplona el precio queda establecido en 395 euros.

Palencia y Jaén son, en cambio, las ciudades más económicas para alquilar una habitación: 205 euros mensuales en la capital palentina y 210 euros al mes en Jaén. Badajoz, con 215 euros, ocupa la tercera posición, seguida por Zamora y Cáceres con 220 euros.

Personas interesadas por habitación

El impacto de la relevante subida de oferta se ha visto limitado por una demanda que ha seguido, en términos generales, creciendo en paralelo, lo que ha permitido que los precios siguieran creciendo.

El número de personas interesadas en cada habitación se ha mantenido estable a nivel nacional (con un mínimo decremento del 1%), pero han sido 34 las capitales en las que ese número ha crecido. La mayor subida se ha dado en Zamora, donde se han incrementado un 239%, seguida por Palencia (98%), Ceuta (97%) y Ávila (94%).

La mayor caída se ha producido en Albacete (-50%), seguida de Melilla (-46%), y Castellón de la Plana (-45%).

Más del 60% de las ofertas de habitaciones en alquiler (el 61%) se encuentran situadas en las ciudades de Madrid (31% del total), Barcelona (20%) y Valencia (10%). La suma de las 30 capitales de provincia en las que menos habitaciones hay solo supondría el 7% del total del parque disponible.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios