Borrar
Carlos Hernández del Río - Restaurante ConSentido en Salamanca. Proyecto Arrieros
El restaurante de Salamanca con sabor a la Ruta de la Plata

El restaurante de Salamanca con sabor a la Ruta de la Plata

El proyecto Arriero, en el que participa ConSentido, reúne a cocineros, productores y personas vinculadas con la comida y la bebida de la Ruta de la Plata

Domingo, 18 de febrero 2024, 19:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El proyecto Arrieros, creado por el extremeño Ricardo Señorán, cocinero del Restaurante Farragua de Gijón, y por el periodista gastronómico David Remartínez, celebra su segunda edición reuniendo una vez más a cocineros, productores y personas vinculadas con la comida y la bebida de la Ruta de la Plata para recuperar la historia de los arrieros que durante siglos comunicaron las cuatro comunidades autónomas.

Los arrieros eran aquellos que comerciaban en esta vía, con su propio oficio se generaba un intercambio entre las comunidades que pertenecen a la Ruta de la Plata, dando así a conocer las diferentes culturas y conectando costumbres entre ellas. Ese es el espíritu que el proyecto quiere recuperar; una conexión entre las personas y entre culturas a través de la comida. «Me di cuenta de que apenas había información ni documentación sobre esta figura tan importante que posibilitó el intercambio de alimentos y costumbres entre las comunidades», cuenta David a la periodista Alba Baranda para el periódico Hoy.

Justo esa conexión es la que se encuentra con Carlos Hernández del Río y con su modo de entender y sentir la cocina -junto a todo lo que la rodea- en su restaurante ConSentido en Salamanca. Él será el encargado de inaugurar esta segunda edición el próximo 25 de marzo. Este chef salmantino criado entre la sala y la bodega tiene como misión acercar los hábitos, ritos y costumbres de su tierra a través de sus platos para así, todo aquel que tenga interés, pueda conocer el valor y el trabajo de las personas que habitaron Salamanca en algún momento. Se trata de «alimentar no solo el estómago, si no también el alma, Con Sentido».

Farragua invita a compañeros y compañeras a participar en estas jornadas que tengan el mismo espíritu y sentido de pertenencia hacia la cocina que David Remartínez. Cocineros y cocineras de Asturias, Castilla-León, Extremadura y Andalucía se trasladarán para compartir cocina y oficio, elaborando menús conjuntos que transporten hasta Gijón la gastronomía actual y pasada de las cuatro comunidades autónomas. «Para mí, lo más bonito es cuando me pongo a dialogar con los cocineros sobre lo que sienten por su tierra», de este modo el menú incluye un plato arriero elaborado por cada chef según su propia inspiración, utilizando ingredientes o recetas relacionados con los alimentos que se transportaban desde y hasta su comunidad.

Se citarán así una vez al mes; 25 de marzo Consentido (Salamanca), 6 de mayo Borona Bistró (Cáceres), 27 de mayo Restaurante Pablo (León), 24 de junio Alberto Montes, responsable de I+D de Atrio (Cáceres), 29 de julio Cuzeo (Zamora), 19 de agosto Macarraca (Villanueva de la Serena, Badajoz), 30 de septiembre Restaurante Blanco (Asturias) y el 21 de octubre Esther Manzano (Asturias). Aunque, el programa sigue abierto y esperan que se incorporen en breve cocineros y cocineras de Sevilla.

Cada servicio en estas citas tendrán entre 20 y 30 comensales. Se presenta como un formato doble. Por un lado, un menú cocinado y servido «a cuatro manos» por los equipos de dos restaurantes. Por otro lado, la experiencia se completa con charlas y coloquios con personas de cada zona relacionadas con la ganadería, agricultura, pesca, caza y con la bebida. Pero también, con la historia, el turismo y otros ámbitos que amplían el debate. Estas charlas serán compartidas por redes sociales para así poder compartir tanto mesa como aprendizajes.

Con estos encuentros, Arrieros persigue varios objetivos: realizar un intercambio cultural, generar un otro concepto de la cocina y la creación de una red de colaboración.

Logo del Proyecto Arrieros.
Logo del Proyecto Arrieros. Farragua

Los arrieros se ganaron durante siglos una merecida reputación de trabajadores honestos y fiables. Esa misma filosofía es la que quiere promover este proyecto: utilizar la comida como una forma de relacionarlos con honestidad, simpatía y curiosidad por conocer y disfrutar de lo ajeno. Que cada participante, incluidos los comensales y los asistentes a las actividades complementarias, hablen y compartan sobre lo mejor de su tierra y de las aledañas. Que todos conozcamos la historia que compartimos a través de los escabeches, las salazones, el pimentón…, pero también de otras muchas costumbres en parte olvidadas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios