Borrar
Pedro Lavirgen, en una imagen de archivo. Abc
Se apaga la poderosa voz de Pedro Lavirgen

Se apaga la poderosa voz de Pedro Lavirgen

Muere a los 92 años el tenor cordobés que triunfó como Radamés, Don José, o Cavaradossi en los grandes teatros de ópera del mundo

Lunes, 3 de abril 2023, 14:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Antes de que las voces de Alfredo Kraus, José Carreras o Plácido Domingo reinaran en la lírica, Pedro Lavirgen había desarrollado ya una larga carrera en la zarzuela y en la ópera. La poderosa voz del legendario tenor cordobés se apagó para siempre a los 92 años el pasado domingo. Su poderío vocal brilló en la Scala de Milán, el Liceo de Barcelona, el Metropolitan de Nueva York y en muchos otros grandes teatros. No así en el Real, escenario cerrado a la ópera durante el apogeo del tenor, que no pudo encarnar en su escenario a los grandes personajes que lo encumbraron.

Lavirgen atesoró un repertorio tan extenso como exigente, cuajado de papeles para tenor dramático y 'spinto', como Calaf en 'Turandot', Don José en 'Carmen', Cavaradossi en 'Tosca', Manrico en 'Il trovatore', Radamés en 'Aida', Canio en 'Pagliacci y un largo etcétera. Del verbo italiano 'spingere', que significa empujar, 'spinto' es una palabra que define muy bien el tipo de tenor que fue Lavirgen, que empujaba la voz para que saliera con más fuerza.

«Desde finales de los años 1960 hasta 1980 Lavirgen fue uno de los mejores defensores del repertorio más duro de la cuerda de tenor y figura esencial en las temporadas de los teatros españoles de la época», escribió en su día Juan Matabosch, director artístico del Teatro Real. Retirado de los escenarios en 1993, Lavirgen desempeñó una encomiable labor docente en la cátedra de canto en el Real Conservatorio de Madrid.

Nacido el 31 de julio de 1930 en Bujalance (Córdoba) formó parte del coro del Teatro de la Zarzuela tras un breve paso por el coro de cámara de Radio Nacional de España, mientras cursaba en Madrid sus estudios en el Conservatorio y en la Escuela Superior de Arte Dramático. Completó su formación con el cantante Miguel Barrosa.

Se presentó en Zaragoza en 1959, cantando la parte del tenor en 'Marina' y debutó en el Teatro de la Zarzuela en 1962 con 'Doña Francisquita'. Enrolado en la Compañía Lírica Amadeo Vives a las órdenes de José Tamayo, en 1964 debutó en México encarnando al 'Radamés' de 'Aida'. El mismo año interpreta a 'Don José' en la 'Carmen', de Bizet en el Teatro del Liceo de Barcelona, coliseo en el que actuó durante dieciocho años consecutivos.

En 1976 se presentó en la Scala de Milán, de nuevo como 'Radamés' y esta vez junto a Montserrat Caballé. Su voz se apreció también en la Staatsoper de Viena (donde actuó durante doce temporadas), en el Metropolitan de Nueva York, en el Teatro Colón de Buenos Aires, en la Arena de Verona y en las óperas de San Francisco, Múnich, Berlín, o Tokyo.

«Triunfó durante décadas en los principales escenarios internacionales. Descanse en Paz, maestro», le deseo en Twitter el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), que dio cuenta de la muerte de Lavirgen este lunes.

La familia del artista recibió también las condolencias de los grandes teatros líricos españoles. El de la Zarzuela mostró en las redes sociales su «enorme tristeza» por el fallecimiento de «uno de los más grandes cantantes españoles». «En esta casa, que nunca le olvidará, cosechó innumerables triunfos», afirmó la institución.

También le despedía con respeto y cariño el Teatro Real, templo de la ópera que no pudo acoger sus actuaciones pero que en 2018 le dedicó varias funciones de 'Aida'. «El apogeo de su brillante carrera transcurrió durante el período en el que el coliseo de la Plaza de Oriente fue sala de conciertos y las óperas se representaban en el vecino Teatro de la Zarzuela», se recordó desde el Real. El coliseo madrileño homenajeará a «uno de los más grandes intérpretes de Radamés», con la próxima actuación lírica en la Carroza del Teatro Real, el 12 de abril, en Córdoba, con las actuaciones de soprano Sonia Suárez, la mezzosoprano Alejandra Acuña, el barítono Willingerd Giménez y la pianista Cristina Sánz.

Lavirgen recibió numerosos reconocimientos, como los premios nacionales de Teatro de 1963 y 1972, la medalla de oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid en 1967, la medalla de oro del Círculo de la Ópera de México en 1965, la del Liceo barcelonés en 1969, el Verdi de Oro en 1973 y el Jussi Björling de Módena en 1977.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios