Borrar
Luis de la Fuente, durante su rueda de prensa previa al España-Brasil. EFE
Amistoso

De la Fuente: «Queremos estar a la altura de un rival como Brasil»

El seleccionador español, que apunta a su once de gala, se toma el duelo ante la Canarinha como una suerte de ensayo general a menos de tres meses de la Eurocopa y frente a un contrincante de máxima altura

Lunes, 25 de marzo 2024, 14:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El duelo ante Brasil en el Santiago Bernabéu es mucho más que un simple amistoso para Luis de la Fuente. La entidad de la pentacampeona mundial y la necesidad de mejorar la imagen tras la derrota contra Colombia con muchas rotaciones incrementa la importancia de un partido especial para el seleccionador. «Es el décimo partido que juegan España y Brasil en la historia del fútbol, fijaos si es importante. Es un rival que te hace ponerte todas las balas, podría ser una semifinal o una final de un Mundial», recordó el seleccionador nacional, muy motivado en la antesala del encuentro, una suerte de ensayo general a menos de tres meses de la Eurocopa con un contrincante de máxima altura.

«Cuando te enfrentas a un rival como Brasil hay mucho más foco, por eso queremos estar a la altura de un adversario de estas características», insistió el riojano, muy motivado frente al reto de medir la versión titular de su equipo ante un combinado liderado por el madridista Vinicius. «Nos preocupa todo de Brasil. Sabemos de su potencial. Trataremos de potenciar nuestras fortalezas. Todos pueden jugar», analizó en primer lugar, sin personificar en ningún futbolista adversario el potencial brasileño. «Vinicius me parece un top mundial, está entre los mejores, indudablemente», reconoció sin embargo a continuación, consciente de que sujetar el desborde del madridista será uno de los grandes retos del partido.

En Chamartín no habrá lugar para el aluvión de cambios que se vio en Londres contra Colombia, una apuesta que salió rana, como en aquel partido clasificatorio para la Eurocopa frente a Escocia en Glasgow que hizo tambalearse al proyecto de Luis de la Fuente a las primeras de cambio. «Era un momento de probar. Vimos cosas muy buenas con otra manera de jugar. No tenemos tiempo y hay que aprovecharlo», recordó el técnico de La Roja, que puso en valor el nivel del combinado cafetero. «Después de un análisis en frío creo que fue mucho mejor de lo que parecía. El primer tiempo fue muy bueno. Es Colombia; no es el equipo de la comunidad de vecinos. Sabíamos que nos podía poner en dificultades», recordó.

A pesar de la lógica diferencia de categoría, por la mente de Luis de la Fuente a buen seguro que pasa el precedente de la final olímpica en Tokio, cuando era el seleccionador del combinado sub-23 que cayó frente a Brasil pero logró la medalla de plata. «Fueron detalles, como el palo de Bryan Gil a falta de nada. Luego, en la prórroga, nos marcaron en una contra, uno de sus fuertes», rememoró.

La convulsión del ambiente

A pesar de la permanente convulsión en la Federación Española de Fútbol (FEF) durante su etapa en el banquillo de la selección, el preparador de Haro se abstrae del ruido en el entorno para focalizar sus esfuerzos en el fútbol. «Yo me centro en el fútbol, que es mi competencia y mi responsabilidad. Me encanta que se me exija, pero en lo futbolístico», concluyó.

En este mismo sentido se manifestó poco después, en la misma sala de prensa de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Dani Carvajal, uno de los veteranos y por tanto voz autorizada en el vestuario español. «No es algo cómodo, pero nosotros tratamos de aislarnos y centrarnos en el fútbol», explicó el lateral derecho del Real Madrid acerca de la situación alrededor del equipo español.

Al defensa de Leganés le tocará lidiar en el Bernabéu, su casa, con un compañero en el Madrid como Vinicius. Conoce de sobra las características del jugador brasileño más desequilibrante del momento y recuerda su impredecible capacidad para desbordar desde la banda. «Ante un jugador de ese calibre es difícil tener consignas claras. Con ese talento es capaz de desbordar a cualquiera», advirtió.

Finalmente, en cuanto a la lucha contra el racismo en el fútbol, la causa que motiva este España-Brasil, evitó generalizar. «No creo que España sea un país racista. Yo, que vengo de un barrio humilde de Leganés, nunca he visto ningún problema... Tengo amigos de otro color de piel y no ha habido problema nunca. Luego están los casos de quienes entran en los estadios a desahogarse, que no deben acceder a los estadios más. Insultan con lo que saben que duele», valoró.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios