Borrar
Luis Rubiales, expresidente de la FEF, en la furgoneta de la Guardia Civil. Foto: La Sexta | Vídeo: EP
Tribunales

Rubiales, imputado y puesto en libertad tras rechazar declarar ante la Guardia Civil

El expresidente de la FEF aterrizó esta mañana en España después de que agentes del Instituto Armado registrasen su alojamiento en Santo Domingo, donde le requisaron el teléfono móvil y una tablet

Martes, 2 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Nueva jornada de lo más movida para Luis Rubiales, que quedó este miércoles libertad tras acogerse a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil en las dependencias policiales del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, pero imputado por presuntos delitos de corrupción en los negocios, administración desleal y blanqueo de capitales durante su etapa al frente de la Federación Española de Fútbol, entre 2018 y 2023.

El exdirigente granadino aterrizó poco antes de las 11 de la mañana de este miércoles el vuelo Air Europa UX 88 procedente de la República Dominicana, donde pasó más de un mes. La aeronave tocó tierra en medio de una enorme expectación mediática, con decenas de periodistas y curiosos apostados para aguardar el regreso del motrileño después de que en las últimas horas se produjese un nuevo y sorprendente capítulo en la trama por corrupción en contratos de la FEF sellados de forma presuntamente irregular y oscura bajo su mandato.

Una furgoneta negra de la UCO esperaba a Rubiales a pie de pista de la terminal 1, vehículo al que subió el exdirigente acompañado de los agentes, según se pudo ver en una imagen emitida en La Sexta. Mientras, en la puerta de salida de la terminal 1, la Policía Nacional tuvo que establecer un cordón de seguridad con el fin de evitar que los medios congregados pudieran abordarle.

Primero, dos agentes de la Guardia Civil se han subido al avión para comunicarle a Rubiales su situación. Posteriormente, el exdirectivo se ha bajado de la aeronave y se ha montado en el vehículo policial para ser trasladado a las dependencias de la Benemérita dentro del aeropuerto, concretamente en la terminal 4. Los agentes le han informado de sus derechos y Rubiales se ha negado a declarar. Tras comunicarle su imputación, Luis Rubiales ha quedado en libertad, a la espera de que le cite la magistrada Delia Rodrigo, titular del juzgado numero 4 de Majadahonda (Madrid).

Estos últimos acontecimientos han tenido lugar horas después del registro efectuado el martes por miembros de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil en el alojamiento que Rubiales habitaba en la República Dominicana. Efectivos de la UCO, acompañados por miembros de las Fuerzas de Seguridad y del Estado del país caribeño, actuaron por orden de la juez y le requisaron al menos un teléfono móvil y una tablet.

El expresidente, que tenía pensado volver a España el próximo sábado para ponerse a disposición judicial, adelantó su regreso por consejo de su abogada y permaneció bajo custodia policial desde que aterrizó en Madrid y hasta que le dejaron en libertad al no haber una orden de puesta a disposición judicial, tal y como adelantó este medio.

Rubiales está imputado y en breve tendrá que acudir a los juzgados de la localidad majariega, cercana a la sede federativa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Se indaga su participación en una supuesta trama de desvío de fondos a través de adjudicaciones de obras de la Federación a la empresa Gruconsa, de la que es titular su amigo y socio el exfutbolista Nené y a través de la cual presuntamente se habrían lucrado ambos.

La operación estalló el pasado 20 de marzo con registros y detenciones en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, despachos profesionales, empresas adjudicatarias y los domicilios de Rubiales y Nené en Granada. Dos días después, la juez dejó en libertad a Tomás González Cueto, el que fuera asesor jurídico externo de Rubiales, y Ángel González Segura, hermano de Pedro, el director jurídico de la FEF, y relacionado con la empresa que realizó las obras en el estadio de La Cartuja.

La jueza que investiga las irregularidades ha bloqueado más de medio centenar de cuentas bancarias, algunas del expresidente federativo, al que también se le han embargado un vehículo Mercedes. Se trata de garantizar las posibles responsabilidades económicas derivadas de los delitos que se imputan a los investigados.

Además, la Fiscalía ha pedido para Luis Rubiales dos años y medio de cárcel por otro de los polémicos casos que tiene abiertos, en concreto el del beso no consentido en los labios a la jugadora de la selección española Jenni Hermoso y las posteriores coacciones a la futbolista cuando La Roja femenina se proclamó campeona del mundo. Una presunta agresión sexual que al final le acabó costando el puesto al frente del fútbol español.

«Mentiras, trabajo y ahorros»

«Se están diciendo muchas mentiras. El dinero de mis cuentas es producto de mi trabajo y de mis ahorros», asegura en su defensa el exmandatario en una entrevista a La Sexta que se emitirá esta noche. «Es mentira que haya pegado un pelotazo en Cabo Verde, es mentira que yo tenga terrenos para la construcción de hoteles en Arabia Saudí. Todo eso que se ha dicho. Lo que dice la jueza, lo que haya investigado la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil) no lo sé, porque no sé si tiene relación directa, espero que no, con filtraciones y con algunas afirmaciones que han hecho medios», añade el expresidente de la Federación Española de Fútbol.

«Estoy aquí para decir que es mentira que haya pegado una mordida con pisos y un equipo de béisbol aquí (en República Dominicana). Han dicho que tengo un equipo de béisbol, no sé si con la intención de decir que estaba desviando dinero de alguna manera», señala también Rubiales en la entrevista.

Por su parte, el Gobierno ha destacado el «trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, la Fiscalía y los jueces para perseguir el delito y al delincuente» y ha mostrado su plena confianza en que estos hechos no afecten al Mundial de 2030 que tendrá lugar en España, Portugal y Marruecos, además de algunos partidos de la primera fase en Sudamérica. «La mera existencia de esta operación demuestra que el sistema judicial funciona y eso ya es una garantía para la celebración del Mundial», aseguró el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios