Borrar
La Librería Pablos anuncia la liquidación total previo al cierre definitivo. José Manuel García
Adiós a otro histórico de Salamanca: la librería más antigua baja la persiana tras 130 años

Adiós a otro histórico de Salamanca: la librería más antigua baja la persiana tras 130 años

Los carteles de 'liquidación total' empapelan el escaparate de la Librería Pablos, un negocio mítico de la capital ubicado en la calle Concejo

Laura Linacero

Salamanca

Martes, 30 de abril 2024, 17:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde 1893. Así se especifica en el rótulo de la Librería Pablos y que, después de 130 años, próximamente formará parte del recuerdo de la calle Concejo. Los carteles de 'liquidación total' en el escaparate anuncian un cierre que nadie esperaba después de más de un siglo y que se suma a una lista de negocios históricos que, desgraciadamente, van bajando la persiana. Una situación que causa el anhelo de los vecinos de Salamanca que recuerdan este tipo de establecimientos desde niños y que forma parte de la historia de Salamanca.

«¡Mira, este también lo cierran!», exclama un matrimonio que se queda hipnotizado en el escaparate. «Tienen todavía esas plumas, ya nadie sabe escribir con eso», espeta el hombre a la mujer. Y es que ese expositor es una muestra de que el rótulo no engaña y es verdaderamente un negocio de los de toda la vida en la capital. Mapas de carretera -sustituidos por los gps del coche-, libros de Astérix y Obélix -siempre míticos pero olvidados en la adolescencia actual- o el material escolar que aún luce en los stand testigo del paso del tiempo.

Librería Pablos a lo largo de los años.
Librería Pablos a lo largo de los años. Facebook Librería Pablos

Sin embargo, parece que toda esa colección dejará de ser figurante a corto plazo después de toda una vida formando parte del comercio salmantino al haber vivido y sobrevivido a algunos momentos clave en la historia de la capital. Aunque es reconocido en la calle Concejo, -ubicado ahí desde 1931- no siempre estuvo ahí. De hecho, tiene sus orígenes en la Isla de la Rúa y durante un tiempo, se trasladaron a la calle Espoz y Mina para restaurar el edificio de la calle Concejo víctima de las bombas durante la Guerra Civil.

Se pone fin así a un negocio salmantino que no sólo es reconocido como la librería más antigua de Salamanca sino también ha asumido el papel de ser los ojos que recuerdan el pasado de la capital y que, desgraciadamente, parece que no verán el futuro con el próximo cierre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios