Borrar
Momente del asalto a la sede de la Junta en Salamanca.

Ver 20 fotos

Momente del asalto a la sede de la Junta en Salamanca. José Manuel García

El asalto ganadero a la Junta en Salamanca da la cara en forma de multas y juicios

Veinte personas expedientadas pagarán multas de más de 10.000 euros por los altercados y una decena se encuentra a la espera de condena judicial

Félix Oliva

Salamanca

Miércoles, 22 de mayo 2024, 18:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Casi un año después del asalto de un grupo de ganaderos a la sede de la Junta de Castilla y León en Salamanca aquellos acontecimientos empiezan a dar la cara más amarga para quienes los protagonizaron. Las acusaciones de atentado a la autoridad han acabado en una veintena de sanciones, diez casos judicializados y multas de más de 10.000 euros que tendrán que afrontar los implicados.

Así lo confirma la subdelegación del Gobierno en Salamanca, encargada de tramitar estos expedientes por la concentración e intento de asalto a la sede de la administración regional. El motivo es que los manifestantes, que protestaban por el resultado de los saneamientos ganaderos, arremetieron contra los agentes de la Policía Nacional que se desplegaron al conocerse la concentración.

Según fuentes de la subdelegación, en total se han incoados 20 expedientes a participantes en los altercados, todos por desórdenes graves. Entre otras cuestiones, se sanciona el lanzamiento de huevos y los daños a la puerta de entrada a la Junta, una giratoria de cristal, que quedó dañada durante meses.

Según las comunicaciones que han empezado a recibir los implicados, las multas superan los 10.400 euros, cantidad estipulada para los desórdenes graves en la ley de seguridad ciudadana.

De estos veinte expedientes, diez están pendientes de lo que ocurra en los juzgado ya que, en principio, nueve de los participantes fueron detenidos por los altercados. Los implicados, que ya pasaron por sede judicial, se enfrentan a cargos por desórdenes públicos.

Los detenidos pasaron por los juzgados en septiembre pasado para declarar. La Junta de Castilla y León decidió no personarse en el proceso a pesar de los daños al edificio, el número de agentes heridos y la violencia de los hechos.

Los detenidos fueron identificados después de intentar acceder por la fuerza al edificio como protesta por la aplicación de los protocolos de salud animal contra la tuberculosis bovina. Trataron de acceder al edificio no consiguiéndolo y para ello utilizaron las vallas de seguridad junto con objetos contundentes que portaban para agredir a los agentes, y ocasionaron daños en los cristales de la puerta de entrada. Resultaron heridos once agetes de la Policía Nacional que precisaron asistencia sanitaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios