Borrar
Sin miedo a los 500 euros de multa: dónde sanciona Salamanca por orinar en la calle

Sin miedo a los 500 euros de multa: dónde sanciona Salamanca por orinar en la calle

El primer mes de aumento de la sanción deja 14 expedientes, uno por deyecciones de perros, menos de lo habitual y que confirman que el problema está en el centro histórico y en entornos de bares

Félix Oliva

Salamanca

Martes, 9 de julio 2024, 08:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El primer mes de vigencia de la nueva multa de 500 euros por orinar en la calle, que se aplica también a quienes no recojan las deyecciones de sus perros, ha sido suficiente para poner la primera al propietario de un can en un parque de Salamanca y para constatar que el problema del 'meódromo' de los fines de semana sigue estando en el centro. El patrón de noche de fiesta y zonas de bares se repite y los nulos miramientos para hacero en monumentos, también. Situaciones que cuestionan su eficacia, aunque por ahora el número de multas es inferior a lo habitual.

Hace un mes, el Ayuntamiento de Salamanca decidía incrementar la multa por orinar en la calle de 300 a 500 euros. La medida se aprobaba el 6 de junio y era efectiva de inmediato, ya que no se trata de un cambio de ordenanza, sino de un criterio sobre la cantidad a aplicar. La multa ya existía y es de hasta 750 euros, pero ahora se ha establecido como cantidad estándar la de los 500 euros.

El aumento de la cantidad persigue un efecto disuasorio y generó cierto debate precisamente sobre su eficacia. Y llegaba acompañada de un aumento de la multa también para aquellos propietarios que no recogieran las deyecciones de sus mascotas en calles y parques, que se igualaba con la de mear en la calle en 500 euros.

Ahora, y según datos municipales, se puede hacer un primer balance. Desde el pasado día 6 de junio se han iniciado 14 procedimientos sancionadores. La cifra no es todavía muy representativa pero está por debajo de la media para este tipo de infracciones.

Según los datos de la Policía Local, el año pasado se pusieron 855 multas por hacer las necesidades en la calle: eso supone unas 60 de media al mes. Se trata de una conducta incívica, la más sancionada cada año en virtud de dos ordenanzas. Por un lado, por la de limpieza urbana y residuos que prohibe satisfacer necesidades fisiológicas o escupir en la calle como infracción leve. Y, por otro, por la ordenanza de uso de la Plaza Mayor, donde también está multado de forma específica orinar.

De los 14 expedientes, buena parte han pasado ya por comisión para ser dadas de paso y convertidas en propuestas de sanción. Y en su trámite han confirmado el patrón de esta infracción.

La primera tuvo lugar una noche de jueves a viernes, la primera en la que se aplicaba la nueva multa de 500 euros. Fue en pleno centro, en la plaza del Poeta Iglesias, y por orinar en la estatua de Churriguera.

Después han venido más y se han concentrado en los fines de semana. Esta misma semana se tramitan seis de una misma noche localizadas todas en el cetro histórico y cerca de zonas de ocio nocturno.

Fines de semana y en zonas de copas: el patrón de las infracciones por orinar en la calle se mantiene pese a la multa

Entre los objetivos de los más incívicos, la tapia de un convento, el de la Anunciación o las Úrsulas, fundado hace 500 años y donde fueron sorprendidas dos personas haciendo sus necesidades la noche del 6 de junio. También es centro habitual de micciones la Plaza Mayor, donde cada año se registra un ramillete de infracciones a pesar de la presencia casi permanente de la Policía Local; este junio ya se sorprendió allí a un 'meón'.

El resto corresponden con calles como Prior, Varillas o Gran Vía, cercanas a bares de copas o ruta de acceso o salida de zonas de ocio nocturno. Datos que confirman un patrón que se repite, el de infractores vinculados al ocio nocturno,

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios