Borrar
El centro social de Sando ha vuelto a funcionar como bar. SH
El pueblo de Salamanca que adjudica su bar por 50 euros y espera hacerlo restaurante

El pueblo de Salamanca que adjudica su bar por 50 euros y espera hacerlo restaurante

El Ayuntamiento de Sando adjudica la gestión a un vecino que se interesó, consigue volver a tener hostelería en el municipio y espera la convocatoria de ayudas para ampliar el negocio

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 27 de mayo 2024, 18:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Por 50 euros al mes y un año de contrato, el bar municipal de Sando es uno de los más baratos que se han ofrecido en los últimos meses en la provincia de Salamanca en el movimiento para reabrir los bares de la 'España vacía'. Y no sin suspense, el municipio ha logrado volver a dar vida a su bar con la llegada de un vecino que se ha hecho cargo del centro municipal y que espera poder convertirlo también en restaurante.

En enero pasado, el Ayuntamiento de Sando ponía en marcha la licitación del bar de su centro municipal. El concurso se había repetido en los últimos años, pero en esta ocasión se abría en una situación diferente porque el pueblo había perdido el único negocio de hostelería que tenía abierto. Meses atrás, el titular del restaurante que había en el pueblo se jubilaba y, sin bar en el centro social, Sando se había quedado de golpe sin local.

En esa conyuntura, el ayuntamiento de Sando lanzaba el concurso para hacerse cargo del bar de su Centro Social, por un canon de los más bajos de toda la provincia: 50 euros al mes y con un contrato de un año de duración, prorrogable por otros tres más hasta una duración máxima de cuatro ejercicios.

El local se encuentra en la travesía de la carretera de Ledesma, número 22, y figura como temporalmente cerrado, aunque en el registro de la Junta se incluye como uno de los pueblos que tiene bar ya que cuenta con ese uso.

Pronto recibió una oferta, pero esta se torció, aunque al publicarse su anuncio en este medio recibió al menos una decena más, según confirma el alcalde, Juan Francisco Vicente. Para entonces, la situación había dado otro giro y un vecino del pueblo se ponía en contacto con el ayuntamiento para hacerse con el local. «No sabes la alegría que me das», recuerda el alcalde que le dijo.

El contrato se ha firmado en las condiciones previstas, por 50 euros al mes y un año de duración, con posibilidad de prórrogas. Y el bar ya está funcionando desde hace unas semanas para satisfacción del municipio y del consistorio, que piensa ya en el próximo paso.

Bar y restaurante

Tal y como informó el alcalde hace unas semanas, la idea es ampliar el negocio y que el centro social no sea sólo bar, sino que también ofrezca servicio de restauración. Es una posibilidad que atrae al ayuntamiento porque, al cerrar el restaurante que tenían, se han quedado sin esa opción.

Para el alcalde, que el bar municipal cuente con servicio de comidas es un extra que atraería a gente, especialmente los fines de semana, que se quedarían en el pueblo gracias a la opción de tener donde ir a tomar algo.

El próximo giro al bar municipal está pendiente de la convocatoria de ayudas lanzada por la Diputación de Salamanca para que los municipios de la provincia reabran sus bares. Al concurso abierto se han presentado 80 proyectos que serán puntuados, con prioridad para aquellos municipios donde no tengan servicio actualmente. Pero también se valora que se ofrezca menú del día.

Abrir todos la semana, dar menú del día o el número de habitantes del municipio darán puntos y se convertirán en el criterio básico para repartir ayudas de hasta 35.000 euros para los pueblos de Salamanca para reabrir bares. La competencia queda abierta y tendrán ventaja los que abran un nuevo local sobre los que reabran, aunque curiosamente se darán menos puntos a los pueblos más vacíos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios