Borrar
Los jugadores de Unionistas celebran la victoria y el resultado del sorteo. JM García

Cronología de 24 horas frenéticas de Unionistas: del 0-1 en Copa a jugar contra el Barça

El club pasa de la suspensión por falta de luz en el Reina Sofía a eliminar al Villarreal, ser la estrella del sorteo de Copa y llevarse el 'premio gordo', un desafío con VAR y TV que va a poner a prueba al club y a la ciudad

Félix Oliva

Salamanca

Lunes, 8 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unionistas de Salamanca va a escribir un nuevo capítulo de su todavía corta historia tras sus horas más frenéticas, en las que ha pasado por todos los estados de ánimo posibles, desde el impacto del apagón en el Reina Sofía al subidón de la victoria tras la tanda de penaltis y la euforia final del sorteo en el que le ha tocado un 'grande': el FC Barcelona.

Este emparejamiento permite al club salmantino, homenaje a la extinta UD Salamanca, subir un escalón más de su ascenso, pero va a poner a prueba su capacidad y la de la ciudad, especialmente tras lo ocurrido con las luces del campo municipal. Una eliminatoria con el temido VAR y que está a expensas de la disputa de la Supercopa de España en Arabia Saudí.

Las últimas 24 horas de Unionistas han sido frenéticas. El conjunto salmantino se clasificó este mismo lunes in extremis tras un carrusel de emociones que ha durado casi un día completo. A las 20.40 del domingo se suspendía el partido con 1-1 en el marcador y tras una hora de parón por falta de luz: un fusible fundido quiso su parte de protagonismo.

El conjunto salmantino había sobrevivido a una eliminatoria muy intensa. El partido arrancó a las 18.00 horas del domingo. En el minuto 82 estaba eliminado con el gol del Villarreal; eran las 19.41 y no fue hasta el 86 que igualó, más allá de las 20.30 horas, poco antes de suspenderse el partido por el apagón a las 20.42, en el minuto 90 de juego. Con 1-1, había tuteado a un Primera hasta que se fue la luz. El capítulo del fallo eléctrico estará, seguro, en el centro de las preocupaciones para el partido ante el Barça, que será televisado y atraerá una enorme atención.

La reanudación del lunes no ha sido menos agitada. Media hora de prórroga con muchas ocasiones y una tanda de penaltis agónica, con ocho lanzamientos para cada uno de los dos equipos. Y de inmediato, otro tobogán de emociones con el sorteo de los octavos de final.

Previsto para las 18.30 horas, se ha estirado un poco y deja algún capítulo curioso, como la inicial prohibición a los medios locales de entrar en la sala donde la RFEF había reunido a la plantilla unionista, que fue protagonista de la clásica ceremonia de los bombos y las bolas. Poco antes de las 19.00 horas, ya tenía rival: el FC Barcelona. Un poco más de 24 horas de emociones, eliminado como estaba en torno a las ocho de la tarde del domingo.

Otro reto de Primera

Al final, menos de 24 horas después, la suerte le ha deparado a Unionistas un nuevo rival de Primera. Ya se enfrentó en eliminatoria al Real Madrid y este año ha eliminado a un Segunda histórico como el Sporting y al Villarreal, de Primera y campeón de competición europea.

El encuentro ante el Real Madrid ya fue un reto y el choque ante el Barça promete serlo en igual medida. Contra los blancos se jugó en la que entonces era la 'casa' de Unionistas, las pistas del Helmántico. El estadio, justo al lado, no era una opción por la rivalidad con el Salamanca CF.

Acondicionar las pistas para el choque incluía gradas supletorias y más iluminación para la TV, pero surgió un problema: no había licencia y no se podía aprobar el proyecto necesario para las supletorias. Poco más de 4.000 espectadores pudieron ver aquel partido, frente a los 12.000 que se pensaba con las gradas portátiles.

Ahora el reto es similar, aunque Unionistas juega en el Reina Sofía. El campo, en el que se han invertido casi 3 millones de euros municipales, alcanzó esta eliminatoria ante el Villarreal su capacidad máxima: 5.710 espectadores, que se han repetido prácticamente este lunes. Se han conseguido con gradas adicionales, pero es que no hay espacio material para mucho más.

VAR, TV y más iluminación

Más preocupante es la cuestión eléctrica. El apagón del domingo genera muchas dudas porque el partido puede ser en horario nocturno. Todavía no se conocen los horarios, pero el derbi madrileño puede irse al jueves 18, porque uno de los dos equipos va a jugar la final de la Supercopa el domingo en Arabia. El Barça juega su semifinal el jueves 11 de enero y, si se clasifica para la final, le ocurriría lo mismo.

Además, hay que contar con exigencias técnicas como la del VAR y la presencia de multitud de medios de comunicación, además de la más que probable transmisión por televisión que requiere de unas condiciones concretas de iluminación.

Los octavos de final se tienen que jugar a partido único los próximos 16, 17 y 18 de enero. Es decir, martes, miércoles y jueves de la próxima semana. La siguiente ronda, y también los cuartos de final, serán a partido único. Las semifinales se disputarán a doble partido y la final, como siempre, a partido único en terreno neutral el día 6 de abril. El partido decisivo será de nuevo en el estadio de La Cartuja, en Sevilla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios