Borrar
Ekaitz, cabizbajo durante el partido ante el Depor en Riazor ÁLEX LÓPEZ
Exhibición del Depor para seguir líder ante un Unionistas que murió apretando en Riazor
Primera RFEF-Jornada 31

Exhibición del Depor para seguir líder ante un Unionistas que murió apretando en Riazor

Los charros no hicieron prácticamente ninguna ocasión ante la portería de Parreño; el Depor, muy superior: Unionistas se mantiene octavo, en la pelea por la Copa

Sergio Valdés

A Coruña

Domingo, 7 de abril 2024, 18:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En un escenario imponente, Unionistas de Salamanca se mostró impotente ante el líder de la categoría, el Deportivo de la Coruña, que cuajó un excepcional partido pese a la falta de gol en el mismo. Tuvo que ganarse el triunfo porque, pese a las innumerables ocasiones de las que gozó el conjunto de Imanol Idiákez, no abrió la lata hasta el minuto 52 tras un disparo de Barbero. Y no fue capaz, eso sí, de cerrar el partido antes pese a la cantidad de llegadas al área que tuvieron los coruñeses, especialmente con el partidazo de Mella, Hugo Rama y el propio Barbero.

Lo mejor para los charros, sin duda, el corto resultado en contra que les permitió meter miedo hasta el final del encuentro, con Iván Martínez incluso yendo a rematar la última jugada. Unionistas pasa página de este partido y se mantiene prácticamente igual en la clasificación, en la lucha por la Copa del Rey y a expensas de que el FC Barcelona B juegue en el Reina Sofía la semana que viene.

REAL CLUB DEPORTIVO DE LA CORUÑA

Germán Parreño; Ximo Navarro, Pablo Vázquez, Martínez, Balenziaga; José Ángel (Jaime, 89'), Diego Villares, David Mella (Davo, 60'), Yeremay; Hugo Rama (Rubén López, 73') e Iván Barbero (Raúl Alcaina, 73').

1

-

0

UNIONISTAS DE SALAMANCA CF

Iván Martínez; Carlos Giménez, Ramiro Mayor, Erik Ruiz, Ekaitz Jiménez; Javi Villar (Jordi Tur, 62'), Adri Gómez, Álvaro Gómez (Planas, 82'), Juan Serrano (Jorge Rastrojo, 46'); Mario Losada (Asier Teijeira, 62') y Etxaniz (Slavy, 53').

  • ÁRBITROS Carlos Fernández Buergo, asistido por Corgo Suárez y De la Hoya Roncadio. Amonestó a Balenziaga (2'), José Ángel (38'), Adri Gómez (45'+), Jordi Tur (71' y Alcaina (90'+).

  • GOLES 1-0, Barbero (52');

  • INCIDENCIAS Partido correspondiente a la jornada 31 del campeonato nacional de liga de Primera Federación disputado en el estadio de Riazor ante 26.566 espectadores. Comenzó con tres minutos de retraso el encuentro. Las asistencias tuvieron que intervenir en la zona visitante para atender a un aficionado de Unionistas.

Dani Ponz apostó este domingo por introducir varias novedades en el once, como es habitual. Ekaitz, Juan Serrano y Álvaro Gómez formaron parte de la alineación inicial en lugar de Jon Rojo, Rastrojo y Teijeira.

Los primeros minutos, de tanteo en medio de un ambiente tremendo y de puro fútbol en las gradas del estadio de Riazor, dejaron una llegada al área blanquinegra (hoy de amarillo) del Deportivo sin consecuencias, y un disparo tras un rechace de Mario Losada desde fuera del área que se fue alto, justo después de que Balenziaga viera la amarilla por una falta a Álvaro Gómez en tres cuartos de campo.

En el minuto 7, una internada por la banda derecha del Deportivo a cargo de Mella, que le ganó la espalda al defensa charro, obligó a Ramiro Mayor a despejar el balón como pudo para evitar el primer gol de los blanquiazules. Pero la jugada de moviola llegó un minuto después cuando todo Riazor atronó pidiendo penalti claro por agarrón de Ramiro Mayor a Barbero, jugador del Depor; Fernández Buergo no pitó nada y en el tiro posterior, Erik Ruiz evitó bajo palos el gol y, de nuevo, la afición local pidió penalti por entender que le dio con la mano el central blanquinegro. Comenzó como un tsunami el Depor, fundamentalmente por la banda derecha, cogiendo en velocidad permanentemente los coruñeses la espalda de la zaga charra.

Noticia relacionada

La velocidad de juego y el ritmo del partido que desplegaba el Deportivo de la Coruña no estaba, para nada, al alcance de Unionistas de Salamanca en los primeros quince minutos de partido. La posesión era escandalosamente alta a favor del Depor, y sobre todo encontraron una vía por la banda derecha para hacer daño a los charros, con Juan Serrano y Ekaitz superados por la velocidad de Mella y Hugo Rama.

La banda izquierda de Unionistas, el coladero para que el Depor atacara

Precisamente Hugo Rama en el 16 se sacó un disparo peligrosísimo que obligó a Iván Martínez a hacer una gran intervención y despejar a córner un balón que llevaba peligro. Pero el problema de Unionistas de Salamanca estaba en que el Depor era superior en velocidad y ritmo, y también en que cada disputa era de los coruñeses. Muy superiores, en definitiva, en un estadio de Riazor a reventar de público. José Ángel tuvo en sus botas otra oportunidad clamorosa de gol ante un gran Iván Martínez. Los charros esperaban pescar algún balón en el centro del campo y que Losada y Etxaniz, en velocidad, hicieran maravillas su se presentaba la oportunidad, aunque fácil no era. Germán Parreño no tuvo trabajo en los primeros 25 minutos de duelo.

No estuvo exenta de polémica la primera parte en Riazor. En el minuto 30 Carlos Giménez se dolió tirado en el área de un cabezazo involuntario de Balenziaga. Aunque la afición del Depor reclamó que no pasó nada, sí que hubo choque fortuito entre la cabeza del local y la cara del visitante. Fue un pequeño impás esa acción en medio de la continua superioridad local, aunque el equipo de Imanol Idiákez bajó prestaciones respecto al inicio del choque.

Hasta que Mella cogió el balón por la derecha, le ganó la espalda de Ekaitz, y se la dejó desde la línea de fondo a Barbero para que rematara y consiguiera el primero de la tarde que, milagrosamente para Unionistas de Salamanca, se le resistía a los líderes de la Primera RFEF, algo más nerviosos en torno al minuto 40 de partido por las continuas ocasiones que tuvieron para abrir la lata, aunque no lo consiguieron. Un minuto después el árbitro detuvo el encuentro por molestias de Etxaniz en el tobillo; el ariete vasco pudo volver sin problemas al partido mientras Slavy y Rastrojo calentaban en la banda. No fue hasta el minuto 44, y por un remate defectuoso de Martínez, cuando Germán Parreño tocó el balón en el partido. Era incapaz Unionistas ante la abrumadora superioridad, e indiscutible, del Depor.

Una falta que quedó en nada (sí, a favor del Depor) sirvió para cerrar una primera mitad con dos colores: el blanco y el azul del Deportivo de la Coruña, que pasó por encima de un Unionistas de Salamanca al que lo mejor que le pasó es irse 0-0 al descanso.

Segunda parte con gol tempranero

Dani Ponz reforzó la banda izquierda del equipo charro colocando a Álvaro Gómez, al que desplazó desde el costado derecho. Ahí entró Jorge Rastrojo en el lugar de un desaparecido Juan Serrano. El extremo, de nuevo, no aportó demasiado al partido de Unionistas de Salamanca. Un choque que continuó por los mismos derroteros de la primera parte, y que cambió de signo a los pocos minutos de comenzar el segundo tiempo.

Barbero, en el minuto 52, consiguió el primer y ansiado gol a favor del Deportivo de la Coruña. Un disparo desde la frontal que se coló en la portería de Iván Martínez después de tocar en otro jugador, lo que hizo que la trayectoria del balón se desviara, engañara también al portero blanquinegro... y el gol subiera al marcador como justa recompensa a un Depor que lo buscó reiteradamente.

Y pudo poner, dos minutos después, el segundo al recibir de espaldas a portería un balón que mandó directamente a las nubes de Coruña entre los lamentos locales. Pero el Depor no paró, si no que iba a por más sin pensárselo. Yeremay, en una jugada personal, se internó en el área y mandó un disparo fuera de la portería local para seguir asediando a Unionistas de Salamanca, que tenía claro el guion del partido desde el inicio, aunque el tanto de Barbero echó por tierra el plan de intentar buscar alguna acción para sumar un gol.

Ponz varió al equipo y quitó del campo a Losada y a Javi Villar. En su lugar, Teijeira y Tur entraron al terreno de juego en medio del juego combinativo y rápido que no dejó de practicar el Depor. De hecho, Pablo tuvo ante Iván Martínez -que sacó una mano espectacular- otra oportunidad para sumar el segundo del partido. El choque era un no parar de llegadas blanquiazules, como la de Ximo en el minuto 65.

Dominio absoluto del Depor

Un minuto después, la ocasión llegó en las botas de Villares. Unionistas intentaba tener más el esférico en Riazor, pero no había manera. Le duraba pocos segundos hasta que la presión local hacía que cambiara de bando el balón. Yeremay, tras un córner, tuvo otro gol en sus botas que sacó otra mano por bajo espectacular de Iván Martínez.

Pasaban los minutos y, aunque se mantenía el exiguo 1-0 a favor del Depor, Unionistas no era capaz de dar sensación de peligro. Sufría sin balón, y no era capaz de hacerse con el control del esférico en ninguna zona del campo. Impotencia ante un bloque con mucho talento y calidad, y que demostró que por algo es el líder de la Primera Federación.

Lo intentó Unionistas en el minuto 82, con un remate de Álvaro Gómez tras un centro desde la derecha que se fue fuera por poco. Precisamente agotó los cambios Ponz con la entrada de Planas en lugar del propio Álvaro. El público de Riazor empujaba para que los suyos cerraran cuanto antes el partido, aunque Iván Martínez lo evitaba y mantenía la esperanza del empate hasta el final. Así tuvo Erik Ruiz una ocasión de gol con un testarazo que se fue fuera de la meta de Parreño pasado el minuto 90. Davo, como respuesta, tuvo la opción del 2-0 en un mano a mano ante Iván, que volvió a meter una mano salvadora y milagrosa.

Los nervios, hasta el final, se mantuvieron en Riazor. Y, de hecho, Iván Martínez subió a rematar la última jugada de ataque de Unionistas. Allí murieron los blanquinegros, metiendo miedo a los blanquiazules que, una vez más, se mantienen en lo más alto de la Primera RFEF. Los charros, a seguir en la lucha por la Copa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios