Borrar
El futuro del campo de fútbol de Salamanca: el complejo entorno urbanístico del Reina Sofía

El futuro del campo de fútbol de Salamanca: el complejo entorno urbanístico del Reina Sofía

Los terrenos en los que se asienta el campo están rodeados de nueve parcelas con diferente situación y calificación, utilizadas a partir de un entramado de cesiones entre instituciones que complican sus posibilidades

Félix Oliva

Salamanca

Jueves, 7 de marzo 2024, 08:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La instalaciones del Reina Sofía son la opción para tener un estadio municipal de referencia, y como tal se está apostando por mejorar estas instalaciones. La futura ampliación y mejora del complejo de fútbol está en marcha, pero tendrá que enfrentarse a la compleja situación urbanística de todo el área, repartida en numerosas fincas registrales y situaciones con diferentes usos legales.

El problema es que, por la disposición del campo, las gradas y los anexos, muchas de las actuaciones se desarrollan sobre el terreno sobre un continuo, pero en realidad saltan de una parcela a otra: las gradas o el campo de fútbol siete están en dos y tres diferentes. Eso va a complicar el futuro desarrollo junto con otras limitaciones como la capacidad de evacuación con los accesos actuales, que reducen el aforo máximo posible a 7.800 personas.

Ya ocurrió en el primer intento de conceder un campo a Unionistas de Salamanca, a los pocos años de su nacimiento. Se planteó un nuevo campo en el Zurguén para su uso, pero aquello se desestimó, con proyecto ya aprobado, porque el campo 'no cabía' en la parcela prevista y se quedaba un poco escaso.

Con el tiempo, Unionitas se trasladó al complejo del Reina Sofía y su ascenso a Primera RFEF y compromisos como el partido de Copa contra el FC Barcelona han vuelto a dejar pequeño el campo a pesar de la importante inversión en las reformas. En octubre de 2022, cuando se supo que había que pasar a césped natural el campo principal, se aprobó el proyecto para el nuevo campo de fútbol 7 por 400.000 euros.

Sobre el papel, sólo hacía falta tomar algunas franjas de terreno, pero el retraso en los trámites sacó a la luz el rompecabezas de parcelas en las que se divide este área en el que se asientan también la sede del Ecyl, la Comandancia de la Guardia Civil o el colegio Reina Sofía, además de suelo vacío, en lo que parece un área común, pero que se divide en numerosas parcelas registrales con diferentes calificaciones y usos.

  1. Nueve parcelas catastrales distintas

El campo de fútbol está asentado sobre una parcela de 70.703 m2 a la que se accede por una puerta específica desde la avenida Carlos I. En primer término se encuentra la sede de un organismo de la Diputación. Al fondo está el aparcamiento, que no tiene luz y está mu deteriorado, y a la derecha aparece el campo principal. Comparte el espacio también con el colegio. Es suelo urbano consolidado.

La parcela es colindante con otra de 56.000 m2 de suelo urbano sin edificar; y una segunda de 11.244 m2 también sin construcciones, pero suelo urbano consolidado. Y con los 21.010 m2 del terreno que ocupa el edificio e instalaciones de la Comandancia de la Guardia Civil.

También linda con la parcela de 10.977 m2 que alberga el pabellón, con entrada propia por la avenida Hilario Goyenechea, suelo urbano consolidado destinado a equipamiento.

Con otra de 15.937 m2 que ocupan las dependencias del Ecyl en el barrio de San José. Con los 5.284 m2 del parque de maquinaria de la Diputación; con el antiguo centro psiquiátrico que se asienta sobre una parcela de 12.815 m2 de suelo urbano y uso cultural. Y, por último, con los 62.126 m2 de un suelo que alberga algunas naves y que hace frontera con la línea ferroviaria y que está considerada suelo urbano consolidado dedicado a equipamiento.

En total, nueve parcelas diferentes, con diferentes calificaciones y usos presentes o futuros. Y el campo de fútbol linda con parcelas de suelo urbano sin edificar y suelo de uso industrial, además de con futuros viales.

  1. Cuatro convenios diferentes

Además, la propiedad es clara, pero el uso está regulado a partir de al menos cuatro convenios diferentes que expiran en fechas variadas. La parcela donde se asienta el campo es de la Diputación de Salamanca igual que otras cercanas, pero la institución provincial ha cedido el uso al Ayuntamiento de Salamanca.

Según ha denuncia el grupo municipal de Vox en el consistorio, se ha hecho con al menos cuatro convenios diferentes; el principal, la cesión del propio campo, expira en 2044 y es el más prolongado. Por contra, el que permitió ejecutar el campo de fútbol 7 se hizo por cuatro años y expira el próximo mes de abril, aunque está previsto ampliarlo por otros cuatro años.

En 2026 expira el primer plazo de cuatro años de cesión de las franjas de terreno colindantes al campo que han permitido hacer gradas y otros equipamientos de la reforma; también está prevista su segunda extensión hasta 2030. Y en 2029 acaba la cesión del pabellón polideportivo y frontón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios