Borrar
Foto de archivo del San Casto en el que se produjeron los hechos. FOTO: UDSM
Varios intentos de agresión y amenazas al árbitro de un partido juvenil: «Te voy a matar hijo de puta»
Fútbol

Varios intentos de agresión y amenazas al árbitro de un partido juvenil: «Te voy a matar hijo de puta»

El colegiado del Santa Marta C-Ribert B reflejó en el acta los insultos y ataques de un jugador visitante

Juanjo González

Salamanca

Lunes, 29 de abril 2024, 12:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El partido de la Tercera Juvenil Provincial entre la UD Santa Marta C y el CD Ribert disputado en el estadio Alfonso San Casto tuvo que ser suspendido este domingo por la mañana por los intentos de agresión al colegiado del choque Alejandro Obeja González (26 años) tal y como informó ayer Salamancahoy.

Este medio ha tenido acceso al acta arbitral del choque, que no pudo reanudarse y al que tuvo que acudir la Guardia Civil. El colegiado relata todo lo sucedido, con insultos e intentos de agresión de un jugador visitante que fue expulsado previamente por el árbitro.

Así, en el acta se explica por parte del trencilla que «una vez expulsado, el jugador visitante se dirige a mí con la siguiente expresión: «eres malísimo, eres un payaso, eres un cagón», aplaudiendo constantemente en señal de mofa por la decisión tomada, mientras abandonaba el terreno de juego. Al llegar a la línea de banda, se giró y salió corriendo desaforado hacia mi persona con clara intención de agredirme, al tiempo que se dirigió a mi con las siguientes palabras: «te voy a matar hijo de puta, eres un payaso, eres un cagón», teniendo que ser sujetado por varios de sus compañeros, de los que intentaba constantemente zafarse para llegar al lugar donde yo me encontraba con intención de agredirme. A un jugador participante en el encuentro, se le pudo escuchar la siguiente expresión: «agarrarlo, que lo pega». A la vez que decía: «Para ya de una vez, estás tonto y la estás liando».

La cosa no quedó ahí porque aunque «rápidamente, entraron al terreno de juego, el cuerpo técnico del club local, CD Santa Marta de Tormes y directivos que se encontraban en las instalaciones, para evitar que este jugador me agrediera. No obstante, el jugador golpeó varios puñetazos y patadas al banquillo visitante y a la papelera anexa al banquillo, ante la imposibilidad de acudir a donde yo me encontraba, ya que sus propios compañeros se lo impedían, encajando su pierna en dicha papelera al romperla, fruto del impacto de una de sus patadas».

«Es por ello, que me veo obligado a suspender el encuentro en el minuto 89 y 40 segundos, al no poder garantizar mi integridad física, ni gozar de seguridad ninguno de los participantes del encuentro. El partido se hubiera reanudado a través de un saque de banda por la zona cercana al banquillo que ocupaba el equipo visitante, con el resultado de 1/0 y en las circunstancias que este mismo acta recoge. El equipo visitante atacaba la portería que se encuentra en la zona del pabellón anexo al terreno de juego.

Una vez abandonaba el terreno de juego, el entrenador visitante se dirigió a mí con las siguiente expresión: «No puedes cortar ahora, queda aún tiempo» a pesar de que el jugador de su equipo todavía se encontraba todavía en las inmediaciones del terreno de juego, sujetado por sus compañeros, intentando llegar al lugar donde yo me encontraba«.

Más insultos desde la grada y acude la Guardia Civil

Además, el acta también recoge que «abandonando las instalaciones, acompañado del delegado de campo, justo encima del túnel del vestuarios del equipo arbitral, se encontraba un aficionado que hizo intención de saltar desde la grada al terreno de juego, a la vez que se dirigía a mi persona con la siguiente expresión: »te voy a esperar a la salida y te voy a reventar», saliendo corriendo por la grada del estadio hacia las escaleras que dan acceso al vestuario arbitral con la intención de agredirme, encontrándose con la puerta cerrada, a la que dio varios puñetazos con intención de derribarla. Esta persona portaba un abrigo negro y tenía el pelo corto y tez morena. Pocos minutos más tarde, acudió a las instalaciones las fuerzas de seguridad Policía Local y Guardia Civil, a quienes facilité mis datos e identificaron al jugador en cuestión, no pudiendo identificar al espectador que cometió los hechos desarrollados anteriormente. Los miembros de la Guardia Civil me sugirieron dar una vuelta por las instalaciones por si podía visualizar al espectador, no logrando identificarlo«.

Por último, Alejandro Obeja González también recoge en el acta que tras la expulsión del jugador visitante «el técnico visitante se mostró en todo momento con actitud pasiva, observando los hechos, no cumpliendo con sus obligaciones ni colaborando para evitar males mayores, a pesar de que él jugador se encontraba a escasos metros suyos».

Otro partido con incidentes

El del San Casto no fue el único partido con incidentes este fin de semana en Salamanca. También los hubo en la Liga cadete entre el Calvarrasa de Abajo y el Chamberí, dirigido por Manuel Herrero Prieto, de 19 años.

El partido se tuvo que suspender, como se recoge en el acta arbitral, en el minuto 75:34: «Me vi obligado a suspender el partido debido a que varios aficionados de ambos equipos se introdujeron en el terreno de juego con actitud violenta y agresiva creando un conflicto entre ambas aficiones sin llegar al contacto físico. El partido debe reanudarse con saque de banda a favor del equipo local, en campo visitante, el más alejado de los vestuarios, cerca del banderín de saque de esquina. El resultado antes de la suspensión del encuentro es 1-1».

Con anterioridad, y tras la expulsión del delegado del equipo visitante «se niega a abandonar el terreno de juego teniendo que ser el entrenador del equipo local quien le obliga a salirse. Finalmente acaba saliéndose del terreno de juego dirigiéndose a mí en voz exaltada y amenazante en los siguientes términos: «te cargas el partido tú solo, no se puede venir con tanta chulería». Ya expulsado y en la grada este sigue dando indicaciones durante todo el encuentro y criticando cada una de mis decisiones en tono burlesco con frases como «a ver si aciertas una de una vez». Todo esto con carácter amenazante y elevando la voz considerablemente».

Y, además, también tuvo que aguantar insultos desde la grada el colegiado. «El delegado del equipo local se vio obligado a aplicar el protocolo de violencia verbal expulsando del recinto a una señora, a la que por sus continuas protestas y gritos durante el encuentro identificó como aficionada del club visitante, por, según el delegado, estar detrás del banquillo local insultando y molestando a los integrantes de este, la cual se niega a abandonar las instalaciones haciendo caso omiso a su decisión. Esto se produce en el minuto 75:34 del encuentro. Acto seguido un hombre, también identificado como seguidor del club visitante, ingresó al terreno de juego en dirección al delegado de campo del club local en claros signos de intentar agredir a este. Con el puño levantando, gritando: «con ella no te metas payaso, que te reviento». Finalmente no consiguiendo propinar el puñetazo porque fue sujetado por más aficionados», expresa el trencilla.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios