Roberto Íñiguez observa un calentamiento de su equipo en Würzburg. / ÁLEX LÓPEZ

Baloncesto

El CB Avenida, un doble colíder en construcción entre incógnitas

El equipo salmantino está al frente en la Liga y Euroliga pero necesita mejorar a nivel grupo e individual para acercarse a un nivel óptimo

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZ

El CB Avenida es desde hace muchos años el club referencia del baloncesto femenino español tanto por títulos nacionales como por presencia internacional y por ello la exigencia es máxima cada año. Y esta temporada 2022-23, ya avanzada, el equipo de Roberto Íñiguez no acaba de despejar dudas. Y eso que clasificatoriamente poco más se le puede pedir al equipo charro, que ha llegado al parón de noviembre colíder tanto en la Euroliga femenina, con un balance de 3-1 igualado con Sopron, Girona y Schio, y en la Liga Femenina, con 6-2 empatado con Zaragoza a la espera de lo que haga Girona (6-1) en el aplazado ante el Barcelona CBS que disputará en diciembre.

El conjunto charro es un equipo habituado casi a 'pasearse' por la Liga Femenina en España los últimos años en la fase regular hasta que llegan las eliminatorias por el título. Es complicado encontrar más de tres derrotas en la fase regular de las perfumeras en una temporada reciente -hay que irse hasta la 2013-14 para cruzarse una con cuatro-. Y ahora el CB Avenida ya lleva dos en ocho jornadas y fuera de casa ha sufrido en todos los partidos: perdió en Lugo (62-55), ante el IDK (83-70), le costó ante Leganés (75-85) y ante el recién ascendido Jairis la última jornada (58-62), sin dejar de lado que tuvo que llegar a la prórroga para derrotar al Casademont Zaragoza en Würzburg (76-74). Su única derrota europea llegó fuera de casa, en Italia ante el Schio, pero en esta ocasión sí que es un rival de gran entidad que quiere llegar lejos en la máxima competición continental.

Pero más allá de los resultados, las sensaciones del equipo no acaban de encandilar. Y el más crítico con todo ello es el propio entrenador Roberto Íñiguez, que lo reconoce casi en cada rueda de prensa. Le falta saber competir al equipo perfumero.

Estadísticamente hablando, el CB Avenida no está ni en España entre los que más anota (71,5 de media) superado por ahora por IDK, Girona o Gran Canaria); tampoco está entre las mejores defensas (66.12 de media) mejorado por Zaragoza, Girona, Araski, Jairis o Barça CBS)... Tampoco está entre los que tiene mejores porcentajes de '2', de '3', ni de tiros libres y ni mucho menos en rebotes, con 33 capturas por choque -le superan el Barça, Araski, Cadí, Jairis, Girona, Gran Canaria y Zaragoza). Eso sí, es el que menos balones pierde o el segundo que da más asistencias.

Jugadoras

El plantel del CB Avenida sufrió este verano una profunda renovación, con la pérdida de importantes estrellas que han sido referencia los últimos años, en gran parte por la nueva normativa en la WNBA -se deben incorporar antes a la competición en 2023- y a que la Liga Femenina termina tarde al estar compuesta por 16 conjuntos. La marcha de jugadoras como Kaleah Copper, Katie Lou Samuelson o Karlie Samuelson, por ejemplo, ha sido muy sensible. El club ha reconocido la pérdida de talento en los nuevos efectivos llegados en verano y que la apuesta por el grupo debe ser aún mayor, pero hasta ahora hay jugadoras que no terminan de encontrar su sitio en el esquema ni acaban de dar el rendimiento esperado. Son los casos de Moriah Jefferson, lesionada en el tobillo las últimas semanas, Aleksa Gulbe o Jovana Nogic, en mayor medida, y también Erica McCall, con altibajos aunque la americana sí que va de menos a más.

El ambiente también ha estado enrarecido por todo lo que ha sucedido entre la directiva y el entrenador, que terminó hace dos semanas con la dimisión de Carlos Méndez de la gerencia y la dirección deportiva del CB Avenida tras 32 años en la entidad. Algo que tampoco ha ayudado a dar estabilidad al nuevo proyecto.

El presidente Recio ya reconoció en una rueda de prensa que le ha prometido a Íñiguez reforzar la plantilla en enero con la «mejor jugadora que se pueda traer».